El secreto de Puente Viejo

Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Saúl decide no esconder su amor


Esta semana, del 2 al 6 de octubre, en ‘El secreto de Puente Viejo’: Saúl cumple con su palabra y confiesa a Francisca que ama a Julieta

Saúl aprueba los encuentros entre su hermano y su amada

Capítulo 1673 (lunes 2 de octubre): Saúl cumple con su palabra y confiesa a Francisca que ama a Julieta

La revelación de Francisca sobre el asesinato de su padre pone el mundo de Ulpiano cabeza abajo. El muchacho exige a Adela y Carmelo que confirmen o desmientan a Francisca… y éstos tienen que confirmarla. Ulpiano pide a Matías y Marcela que lo acojan en secreto en su casa.

Un accidente provoca que el carro que trae las tejas para la construcción vuelque y las haga añicos pero la chica tiene una idea para utilizarlas rotas, dado el mínimo tiempo que tienen para terminar: utilizar a los niños para que las recompongan como si se tratara de un rompecabezas.

Venancia se despide de los Castañeda de forma bastante emotiva hasta que aparece Severo, quien le pide perdón. Ella se muestra también con él como una dulce anciana rechazada. Finalmente, Venancia está a punto de marcharse cuando se cruza con Candela; parece sufrir un ataque.

Saúl cumple con su palabra y confiesa a Francisca que ama a Julieta. Ella le da un ultimátum, o la chica o La Casona.

Capítulo 1674 (martes 3 octubre): Los chicos intentan mediar para que Ulpiano suavice su postura hacia Carmelo y su madre

Francisca insiste en su ultimátum y es muy clara con el chico, sufrirá igual que lo hizo Tristán porque Julieta está cortada por el mismo patrón que aquellas otras que acabaron con su hijo. O está en la Casona y con ella, o ya se puede olvidar de tratarla como a una conocida. Saúl demora su respuesta y lo comenta con Raimundo, quien promete interceder cuando a Francisca se le pase el sofoco, y es que él entiende al muchacho.

Francisca pierde la batalla contra Julieta

Prudencio advierte a Julieta de que las cosas no van bien con la señora, y además cuenta cómo Saúl no ha sabido darle respuesta al ultimátum… cosa que a Julieta decepciona mucho. Pero no tiene tiempo para pensar en eso porque el plazo está a punto de expirar… ¡Y no llegan!

A Severo le llega información importante para él: por una parte, se entera de que Saúl ha conseguido una cuadrilla externa y que Venancia ha vuelto a tener una crisis. Candela cuenta lo ocurrido. Ha socorrido a Venancia solo por no tener una muerte en su conciencia, así que finalmente anuncian a la mujer que puede quedarse. Ella lo agradece, le horrorizaba morir sola.

Los chicos intentan mediar para que Ulpiano suavice su postura hacia Carmelo y su madre. A la par, Adela deduce que puede estar con Matías, pero sólo ante él confiesa Matías que Ulpiano está en su casa. Así, cuando se enfrente con el muchacho tendrá que asumir que jamás le perdonará, es más, quiere que se aparte de su madre. Dolores queda desolada cuando Tirburcio anuncia que ha llegado el momento de su marcha.

El plazo para construir la casa ha expirado y el notario ya ha pasado por el terreno, ¿qué habrá dicho?

Capítulo 1675 (miércoles 4 octubre): Saúl se desahoga con Raimundo

Han conseguido terminar la casa a tiempo: se desata la euforia. Rosa está muy agradecida. En una celebración popular, Julieta se esmera en agradecer la aportación de todos, y da  las gracias en especial a Francisca por el estímulo que ha supuesto para todos.

Prudencio despierta la furia de Raimundo

Ulpiano no permite a Carmelo explicarse: es el asesino de su padre y eso no se puede explicar. Así, Carmelo corta con Adela como ha prometido a su hijo, a pesar de la pena y la desesperación.  Candela ha aceptado hacerse cargo de su ex suegra, pero eso no la hace feliz en absoluto.

Saúl se desahoga con Raimundo por el trato que le está dando Francisca y éste trata de mediar, pero no hay manera, la Doña no acepta a Julieta, está furiosa, y más después del éxito de la construcción de la casa que le ha dejado sin tierras. Finalmente Saúl decide: no piensa esconder su amor. Hay que plantarle cara a Francisca y a quien sea. Sin embargo, Prudencio tranquiliza a la señora y vende a su hermano con una llamada telefónica…

Tiburcio viene a despedirse de Dolores, entre los dos hay mucha sintonía, pero ha de partir. La sorpresa y alegría es mayúscula cuando el forzudo vuelve a entrar por la puerta del Colmado, finalmente, no va a marchar y se quedará una temporada en Puente Viejo.

Capítulo 1676 (jueves 5 octubre): Saúl tiene por fin una respuesta para Francisca

Prudencio acaba de vender a su hermano. Mientras, éste recapitula la situación: está obligado a elegir entre Julieta y Francisca. Lo comenta con su novia, ella no quiere obligarle a elegir, de eso se encarga Francisca. El chico tiene pocas opciones.

Francisca empuja a Saúl a que ponga una bomba por venganza

Ulpiano reconoce que le gustaría acabar con Carmelo. Por otro lado, Adela intenta un acercamiento con su hijo, pero el fracaso es absoluto. Cuando Matías vuelve a casa, se encuentra con que Ulpiano no está… tiene un mal presentimiento. Efectivamente, Ulpiano va a buscar a Carmelo, que no se defiende.

Venancia es especialmente cariñosa con Carmelito y parece que hay una corriente de simpatía mutua; Candela lo ve y sus reticencias van cediendo paulatinamente.

Francisca va a pagar a una orquesta para que toque en el pueblo en honor a Raimundo. Carmelo ofrece a Julieta que dirija las obras que restan en el ayuntamiento, de momento, la  chica lo rechaza.

Los Mirañar piden explicaciones a Dolores sobre su relación con Tiburcio. Por otro lado, el alcalde pide explicaciones a Raimundo por la cuadrilla que ha acampado cerca del río y que está escamando a los vecinos. Y así, Prudencio explica a Larraz las dudas sobre la presencia de su cuadrilla y Larraz les tranquiliza.

Saúl tiene por fin una respuesta para Francisca.

Capítulo 1677 (viernes 6 octubre): Dolores confirma con Emilia que Tiburcio sigue en la posada

Saúl elige a Julieta y se ve obligado a abandonar La Casona. Pide a Raimundo que cuide de Francisca. Así, el chico acude a una encantada Julieta con quien celebra el paso que ha dado. Consuelo deja claro a Saúl que debe buscarse un alojamiento, en casa con Julieta no puede quedarse. Así, Saúl pide a Alfonso y Emilia que le den habitación, avisándoles de que a Francisca podría ofenderse.

Julieta recibe una de las mayores sorpresas de su vida

Ya casi desde el primer día el trabajo en la finca se ve resentido por la ausencia de Saúl, y así, Prudencio se ofrece a mediar, traer respuestas e intentar mediar en su conflicto con la doña. O eso dice…

Entre Carmelo, que da explicaciones, y Adela, que llega a tiempo, consiguen que Ulpiano recapacite. Pero Carmelo entonces tendrá que cumplir y marchar para siempre del lado de Adela. Ulpiano escucha llorar a su madre y sale a pedir que se explique, quiere la verdad.

Dolores confirma con Emilia que Tiburcio sigue en la posada haciendo un esfuerzo económico; le busca ocupación. Cuando Gracia explica que van a contratar un alguacil, Dolores se adelanta contratando a Tiburcio para ayudarle.

Venancia se ha comportado como la abuela perfecta mientras Juanita y Carmelito jugaban, parece que la mujer ha podido cambiar en estos años.

Saúl queda a solas con Julieta y le pide explicaciones de por qué no se ofrece a tener más trato carnal si ya ha sido madre; la chica queda pillada.

Venancia: Acepto con humildad la ayuda que no merezco  El pasional beso de Julieta y Saúl bajo los ojos de Prudencio

Raimundo previene a Julieta sobre las firmes intenciones de Francisca 

Haz clic aquí para ver más fotos