El secreto de Puente Viejo

Avance semanal de ‘El secreto de Puente viejo’: Prudencio sigue acercándose a Julieta


Esta semana, del 11 al 15 de septiembre, en ‘El secreto de Puente Viejo: Prudencio sigue acercándose a Julieta, esta vez para proponerse como maestro de la chica, va a enseñarle a leer y a escribir con propiedad. Julieta se muestra muy contenta.

Capítulo 1658 (lunes 11 septiembre): Emilia confiesa a Alfonso los planes de Candela para marcharse de Puente Viejo

Emilia intenta aconsejar a Candela que hable con Severo, pero ésta siente que ese tiempo ya pasó y no quiere poner al corriente a Severo de sus nuevos planes. Su marido interpreta el inicio de su mudanza como una recapacitación de ella, no como un abandono. Severo cambia de actitud hacia Candela pensando que ella ha cedido, pero cuando ve que se equivoca, discuten de nuevo.

Emilia previene a Julieta sobre Francisca: Es capaz de cualquier cosa

Dolores reconoce ante Gracia que sigue sin superar el abandono de Pedro. Lo intenta, pero no puede.

Carmelo y Adela no se quitan de la cabeza la petición de boda pese a que no lo admiten al otro.

Raimundo consigue frenar a Prudencio gracias a que éste no puede desenmascarar a Francisca. Severo y Carmelo aparecen  en la casa de comidas para hablar con él. Raimundo pide explicaciones tras el aviso de Prudencio de que pueden estar tramando algo, y ellos le engañan asegurándole que no es así.

Julieta no duda en acercarse al tajo a petición de Adela para hablar directamente con los jornaleros respecto a la educación que están desaprovechando. Ante Mauricio, Saúl cede a prestarle unos minutos para dar el mensaje. Adela felicita a Julieta por su fortaleza, y no solo por los jornaleros, sino también por presentarse ante Saúl.

Emilia confiesa a Alfonso los planes de Candela para marcharse de Puente Viejo. Y es que Candela tiene presente a Francisca y sus malas intenciones y así, presionada, le hace saber a Severo cuáles son sus planes.

Capítulo 1659 (martes 12 septiembre): Dolores está inconsolable

Saúl se va sin que Prudencio y Julieta sepan que ha estado cerca de ellos. Consuelo afea a su nieta la conducta, quizás no debiera reír así con el hermano de Saúl. Ellos dos discuten por la chica, Prudencio insiste en que sólo pretende animarla después de la ruptura, pero Saúl no puede evitar sentir celos y pena por no pasar tiempo con ella. Mientras que Prudencio se despide de Julieta y le explica que es porque Saúl no quiere que se vean. Ella se niega a perder su amistad.

A Severo se muestra molesto con su esposa, pero Carmelo le concede parte de razón. Pero siguen con su plan de hundir a Francisca e intentan convencer a sus jornaleros para que la dejen y trabajen con ellos. Candela vuelve a usar el teléfono de Emilia y cuando llega a casa discute con Severo. Son incapaces de ponerse de acuerdo.

Dolores está inconsolable. Incluso atiende a sus clientes a lágrima viva.

Las mujeres de Puente Viejo tratan de convencer a Adela entre risas de que se case. Luego la maestra le da vueltas al tema y parece que se le ha ocurrido algo: Adela retoma la conversación que el otro día se tomó a broma para darle el “sí, quiero”.

Para horror de Saúl, la despedida masiva de jornaleros que marchan de forma espontánea hace peligrar el proyecto agrícola.

Capítulo 1660: (miércoles 13 septiembre): Carmelo y Adela están locos de alegría

En la Casona deciden investigar los motivos de la marcha de jornaleros antes de tomar ninguna decisión. Descubren que los jornaleros están yendo a trabajar para el Ayuntamiento y Julieta opina que el Ayuntamiento no obra pensando realmente en el bienestar de la gente, y da en el clavo cuando asegura que todo ha empezado para hacerle competencia a la Montenegro.

Severo confiesa a Candela que le oculta algo muy importante

Carmelo está fastidiado porque en el fondo sabe que Julieta tiene razón y se siente mal. Saúl viene dispuesto a pedir explicaciones pues lo culpa del fracaso del proyecto.

Tras el sí quiero, Carmelo y Adela están locos de alegría: los dos deseaban casarse con todo su corazón. Severo y Candela son los primeros en enterarse, el siguiente será Ulpiano, al que enviarán una carta.

Julieta pide explicaciones a Saúl  sobre la prohibición a Prudencio de ser su amigo. Él no da razones sólidas, sabe que ha sido una chiquillada fruto de la impotencia de no poder verle libremente.

Matías pide ayuda a su madre para preparar una sorpresa a su mujer: se casan “de verdad”. Nicolás tiene noticias de los Dos Casas: se han instalado y se encuentran bien. Camila es ahora solo un bonito recuerdo.

Candela escribe una carta de despedida para su esposo, pero éste llega cuando ella está a punto de marchar.

Capítulo 1661: (jueves 14 septiembre): Candela le cuenta a Severo que planeaba marcharse con Lucas

Raimundo evita que el enfrentamiento entre Saúl y Carmelo pase a mayores. Más tarde, tienen una reunión para acercar posturas, pero Severo deja clara la suya, no va a hacer nada por mediar entre los jornaleros y Francisca, si han decidido marcharse de su lado, por algo será.

Carmelo, por su parte, no está nada satisfecho con cómo está apretando Severo las tuercas a La Casona, porque además no están siendo muy justos con el pueblo. Cuando Julieta y Alfonso le afean el comportamiento se certifica el sentir general.

Julieta se arrima a donde cree estar Saúl y allí le encuentra, pensativo. Estarán distanciados más tiempo si no consigue poner en marcha el proyecto, pero ambos lo llevarán lo mejor que puedan. Francisca regresa y aborda a Saúl para informarle de que está al corriente de todo.

Candela le cuenta a Severo que planeaba marcharse con Lucas, y Severo le pide que no lo haga. Finalmente la mujer explica a Emilia que, tras su conversación con Severo, va a darle una nueva oportunidad. Cuando parece que Candela empieza a encarrilar la decisión de quedarse, recibe una visita inesperada: su ex suegra, Venancia.

Marcela sigue emocionada con la sorpresa de Matías, que le organizó una segunda boda sorpresa, y descubre que Emilia fue cómplice. Adela se ha puesto en contacto con Ulpiano para anunciarle su boda con Carmelo.

Capítulo 1662: (viernes 15 septiembre): Prudencio sigue acercándose a Julieta

Francisca parece disgustada y Saúl da por hecho que es por haberle fallado, pero no culpa a Saúl, sino a Severo Santacruz: él es el responsable de lo que están sufriendo. A Saúl, entonces, no le pide explicaciones, solo un abrazo.

Candela no quiere saber nada de quien fuese su suegra, hay muchísimos dolor en sus palabras, pero de pronto, la mujer parece al borde del desmayo y Candela tiene que correr a socorrerla. Pasado el momento, la confitera insiste en su trato frío, y eso aunque Venancia viene con palabras de perdón: se está muriendo y sólo quiere morir en paz. Venancia no se marcha del pueblo, como le ha pedido Candela, y pide una habitación en la posada.

Prudencio sigue acercándose a Julieta, esta vez para proponerse como maestro de la chica, va a enseñarle a leer y a escribir con propiedad. Julieta se muestra muy contenta, no así Consuelo, quien siempre desconfía del chico.

Adela y Carmelo esperan la llamada de Ulpiano. Cuando suena el teléfono, Adela no se anda con rodeos y le habla de la boda a bocajarro, está enamorada.

Francisca verbaliza que cree que la respuesta a Severo y Carmelo solo puede darse desde la acción ¿Está Saúl dispuesto a actuar si ella se lo pide?

Julieta a Saúl: Vete al infierno   Emilia celebra la derrota de Aquilino: Por todas las mujeres que le echan coraje a la vida

Haz clic aquí para ver más fotos