El secreto de Puente Viejo

Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Nicolás descubre que Mariana estaba embarazada cuando murió


Esta semana, del 12 al 16 de marzo, en ‘El secreto de Puente Viejo’…

Dos Caras pone rumbo a Puente Viejo con un claro objetivo

Capítulo 1780 (lunes 12 marzo):  Los jornaleros se rinden

Irene confiesa cómo ha llegado hasta aquí y explica su doloroso pasado; Irene se marcha, destrozada, dejando aquí al que, hasta ahora, ha considerado su bebé.

Dolores tiene un encontronazo con una forastera… que resulta ser la madre de Tiburcio, Doña Patrocinio.

Saúl y Prudencio aceptan las condiciones de Larraz para que éste suspenda la ejecución: penas menores a cambio de un trato suave de cara a la justicia para los sublevados que tienen todas las de perder con el ejército a las puertas del pueblo.

Así, finalmente, Adela llega con buenas nuevas.  Los jornaleros se han rendido. ¡Vuelve la normalidad! En la Casona, cumplen con su cometido y se esfuerzan por cumplir lo prometido al cabecilla de la sublevación.

Rendición y entrega de armas. Laura se despide, ha llegado el momento de partir. Y así, en la Casona tiene lugar una celebración espontánea que rinde honores a la fortaleza con la que Francisca ha sabido llevar la situación, pero también hacia los chicos, que han propiciado el final feliz.

Julieta vuelve a casa ahora que no tiene excusa para quedarse con su abuela para su protección.  Saúl se interesa por ella y Prudencio disimula el malestar que le produce verlos juntos.

Liberado Puente Viejo, el juicio se celebrará en el pueblo. Pero cuando llega Dos Caras al pueblo, provoca a Nicolás, le cuenta cómo Mariana suplicaba no solo por su vida sino por la de su hijo: estaba embarazada. Nicolás, en un arrebato de ira arremete contra él

Capítulo 1781 (martes 13 marzo): Barrientos amenaza con represalias si las protestas del pueblo se intensifican

Nicolás se entrega tras haber herido de muerte a Dos Caras, el pueblo entero ha sido testigo y se suceden las reacciones, pero prima una sensación común: hay que ponerse en marcha para ayudarle. Barrientos, el abogado, quiere solucionar cuanto antes los flecos legales para finiquitar el asunto Dos Caras.

Pero el pueblo empieza a reunirse en apoyo de Nicolás y enseguida se nota cómo el ambiente se va tensando. Y Barrientos amenaza con represalias si las protestas del pueblo se intensifican.

Severo no consigue hacerse con Carmelito, que sigue desconsolado desde la marcha de Irene.

Doña Patrocinio, madre de Tiburcio, y Dolores se evitan la una a la otra asustadas y arrepentidas del encontronazo que tuvieron el otro día. Ambas temen que la boda se cancele por su culpa.

Prudencio asegura a Julieta no haber encontrado al cachorrito, pero le da esperanzas: seguro que aparecerá. Pero, a medida que pasa el tiempo y no aparece, Prudencio le echa en cara que se interese más por el chucho que por él. Finalmente, lo encuentra muerto tras un seto.

Capítulo 1782 (miércoles 14 marzo): Severo pide a Irene que vuelva con él a Puente Viejo

Prudencio se hace el tonto ante su esposa después de que esta haya encontrado el perro muerto. Tras el entierro del animal, éste reprocha a su mujer tener siempre una excusa para no consumar su matrimonio.

Carmelo y Alfonso intentan tomar el control de la situación que se ha dado espontáneamente contra Barrientos para evitar males mayores; finalmente, consiguen calmar a los vecinos y evitan que la gente haga una locura.

Barrientos se ha llevado el cadáver tras la intervención de Alfonso y Carmelo: ha faltado poco para que ocurriera una desgracia. Comentan cómo Barrientos parecía tener miedo de volver a su ciudad, ¿por qué? Descubrimos cómo Barrientos comunica al General Pérez de Ayala que su hijo ha sido asesinado… es a él a quien teme.

Emilia y Alfonso visitan a Nicolás, que se muestra decidido a afrontar su pena con resignación.

Adela viene a ver a Severo y se encuentra con que Carmelito ha enfermado. Éste deja a su hijo en manos de Adela, a quien pide que le cuide mientras él hace una gestión: Severo pide a Irene que vuelva con él a Puente Viejo, pero la periodista se niega en redondo.

Gracia e Hipólito acuerdan con Tiburcio un nuevo intento para que Dolores y su madre se arreglen.

Capítulo 1783 (jueves 15 marzo): Alfonso y Emilia vuelven de la visita a Nicolás con el ánimo por los suelos

Irene se mantiene firme en su negativa, tiene razones para no acceder a volver con Carmelito, le resulta demasiado doloroso, así, Severo vuelve derrotado.

Alfonso y Emilia vuelven de la visita a Nicolás con el ánimo por los suelos. Severo visita al reo, quiere ayudarle como en su día hizo éste con él. Nicolás trata de quitarle la idea de la cabeza y le pide que se centre en su hijo, al final, confiesa, solo se arrepiente de lo que ha hecho por verse separado de su hija. Emilia y Alfonso llevan a la pequeña a visitar a su padre.

Julieta se hace la dormida para evitar el contacto físico con Prudencio, pero más tarde se encuentra indispuesta, parece que tiene algo de fiebre, aunque Consuelo cree que se trata de una reacción a un problema emocional.

Prudencio querrá velar a su esposa en el resfriado que la tiene en cama, es más en un intento por aproximarse a ella y marcar terreno frente a su hermano, así, Prudencio procura que Saúl se lo encuentre en una situación equívoca con Julieta.

Capítulo 1784 (viernes 16 marzo): Nicolás quería ver a su hija sólo para despedirse de ella

Nicolás quería ver a su hija sólo para despedirse de ella; está resignado a su suerte. A Carmelo le llegan noticias de que se quiere sacar un reportaje sobre el caso de Nicolás en prensa, y quizás esa publicidad revierta en su beneficio; le darán una vuelta.

Saúl, por deferencia a doña Consuelo, le informa de cómo está su nieta. Prudencio, por su parte, entiende que Julieta rehúya el contacto físico y le asegura que puede estar tranquila: él no la presionará… pero poco a poco, la va cercando. Y lo peor, Prudencio encuentra a su mujer y a su hermano hablando en el jardín, su cara no presagia nada bueno.

Francisca está tan contenta con su nueva adquisición, el cuadro que finalmente ha comprado, que no presta atención a nada más.

Irene se lleva una gran sorpresa al recibir la visita de don Anselmo. Mientras, Carmelito va empeorando, echa mucho de menos a Irene, a la que ha tomado por su madre.

A solas, Dolores reconoce a su nuera que doña Patrocinio la está empezando a agobiar.

Mientras, lejos, en Murcia… el General acaba de enterrar a su hijo: no consentirá que manchen su nombre y su honor.

Haz clic aquí para ver más fotos