El secreto de Puente Viejo

Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Una muerte inesperada para salvar a Francisca


La semana del 17 al 21 de febrero en ‘El secreto de Puente Viejo‘…

Capítulo 2269 (Lunes, 17 de Febrero): Doña Eulalia, ordena eliminar a sus enemigas

La marquesa convence a Francisca de que no termine con ella, se confunde de enemiga, está convencida que es Doña Eulalia la que ha urdido todo para que ellas se destruyan.

Campuzano informa a Doña Eulalia que sus planes se ralentizan por lo que Doña Eulalia, ordena eliminar a sus enemigas. Francisca se reúne con el alcalde y le anuncia que, hasta nueva orden, los planes contra la marquesa quedan suspendidos. Aparece Matías  preguntando por Raimundo y Francisca le pide que confíen en ella, cree saber cómo localizarlo y aunque no puede darles detalles, promete informarles, en cuanto le sea posible.

La marquesa comprueba la astucia de Rosa al observar la sonrisa que se le escapa, aunque simula vergüenza frente a su suegra. Rosa le confiesa haber seguido su sugerencia de blindar el amor de su hijo. La marquesa informa a Francisca que sus averiguaciones han dado fruto; Doña Eulalia fingió su propia muerte y no parará hasta acabar con ellas.

La merienda en La Casona continúa y hasta D. Ignacio, reconoce su incomodidad. Pablo agradece a Carolina su esfuerzo con la merienda, tenía pensado marcharse con su madre de Puente Viejo, pero gracias a su insistencia por romper el hielo, cree que hay otros modos de afrontar la relación. D. Ignacio agradece a sus hijas su impecable comportamiento y Carolina les avisa que gracias a eso, han evitado que Pablo se marche de la familia.

Adolfo se presenta en el ayuntamiento para hablar con Marta,  le asegura que no está dispuesto a perderla y le ruega encontrase para hablar del asunto. El periodista Santos regresa a Puente Viejo y explica a Urrutia y D. Ignacio, lo que ha comprobado.

Según su relato, la víctima del accidente no pudo activar la palanca por la que se le derramó la cubeta con el hierro candente porque ésta, se encontraba lejos del trabajador y concluye que o bien D. Ignacio, o Urrutia, uno de los dos, fue el culpable.

Capítulo 2270 (Martes, 18 de Febrero): Marta se marcha de Puente Viejo

Urrutia y Solozábal aguantan las acusaciones del periodista e intentan persuadirle de que lo que cuenta, no es cierto. Los peritos que valoraron el suceso, lo calificaron de accidente.

Manuela sorprende a Marta, a punto de partir y la joven le confiesa que regresa a Bilbao, cree que es lo mejor y le ruega que le despida de la familia y de Adolfo. Solozábal se presenta en el hostal y exige a María Jesús un precio por desaparecer. De nada sirven los gestos de asombro de la mujer, D. Ignacio se muestra firme y decidido.

La marquesa y Francisca están asumiendo que Doña Eulalia ha fingido su muerte y quiere destruirlas, por lo que deciden unir sus fuerzas para defenderse. Francisca asegura a la marquesa que no volverá a equivocarse, debe planear bien su destrucción para acabar con Doña Eulalia para siempre.

La marquesa comparte con Maqueda su preocupación y por el plan que Francisca pergeña para destruirla. Siente el peligro cerca y su capataz le recuerda que siempre le protegerá, pero a Doña Isabel, también le preocupa su nuera; ha alimentado un monstruo y ahora no sabe cómo detenerlo.

Adolfo pide a su hermano que le cubra delante de su madre, tiene una cita con Marta para hablar de su futuro pero cuando llega al punto de encuentro, Marta no aparece.

Capítulo 2271 (Miércoles, 19 de Febrero): D. Ignacio ofrece dinero a la madre de Pablo para que desaparezca

Francisca insiste en  considerar la muerte de la marquesa como la mejor forma de acabar con Doña Eulalia y es Doña Isabel, la que no entiende nada hasta que ella le aclara sus intenciones. Doña Isabel reúne a sus hijos y aunque no entra en detalles, les previene que alguien, cercano a la familia Castro y sin escrúpulo alguno, quiere matarlos y deben extremar sus precauciones.

D. Ignacio insiste en ofrecer a María Jesús una buena cantidad de dinero para desaparecer de la vida de Pablo, pero ella se hace la ofendida y alega que no quiere el dinero, tan solo conocer a su hijo.

Alicia comenta con su madre la buena impresión que le está causando Tomas de los Visos. Pese a ser un señorito, parece interesado en mejorar las condiciones en la mina. Su madre le cuenta que ha reñido con su padre y cree que se ha excedido, sugiriéndole desobedecer a D. Ignacio.

Damián insiste en dudar de Matías y Alicia se harta de su desconfianza, pero el obrero,  mete el dedo en la herida y Alicia le pone en su sitio.

Capítulo 2272 (Jueves, 20 de Febrero): Raimundo continúa con su huida, está agotado y  tropieza, quedando inconsciente

La marquesa y D. Ignacio charlan sobre la noticia del embarazo de Rosa. Doña Isabel convoca a su hijo Adolfo para informarle de su visita y de paso, tantear su grado de compromiso con su prometida. Adolfo, como D. Ignacio, se sorprende por lo bien que su madre se está tomando lo del embarazo.

Francisca visita a Mauricio, pero cuando intenta averiguar qué se trae entre manos, la de Montenegro calla. Maqueda tiene la extraña sensación de que la marquesa se está despidiendo de él en una charla cotidiana, pero el capataz no logra averiguar que encierran sus enigmáticas palabras.

Mauricio comenta con el capitán sus desavenencias con D. Filiberto, pero el capataz irrumpe, desencajado, anunciando que Doña Isabel ha muerto, alguien la ha disparado.

Matías y Marcela reconocen que cada vez están mejor en su matrimonio y al posadero, solo le preocupa la falta de noticias de su abuelo Raimundo. Tiburcio consigue alejar a la persistente Estefanía de su lado. Insiste en asegurarle que no  recuerda, y menos, los detalles tan íntimos que ella se empeña en evocar.

Solozábal propone preparar una comida familiar para sincerarse con los suyos. Urrutia está muy inquieto, no se quita la amenaza del periodista de la cabeza y Pablo lo nota, pero no saca nada en claro. Pablo se decide a visitar a su madre, pero cuando lo hace, la sorprende al borde del llanto.

Adolfo visita a Rosa, pero en cuanto ella propone, ocupar el dormitorio de Marta para instalarse tras la boda, Adolfo se niega. Raimundo continúa con su huida, está al borde del agotamiento y se tropieza, quedando inconsciente.

Capítulo 2273 (Viernes, 21 de Febrero): Tiburcio sueña con Estefanía, la mujer que le persigue y quiere chantajearlo

El capitán no entiende la rapidez del juez al levantar el cadáver y no ha podido analizar los detalles de lo sucedido, pero revisa la alcoba y deduce que el asesino/a no ha forzado nada. Maqueda comenta a Alicia su última charla con la marquesa y la sensación de despedida que percibió en sus comentarios.

Rosa trata de consolar a su prometido, pero su obsesión con la boda le delata y termina incomodándolo.  Antoñita informa que se va a velar su cuerpo en el salón de La Habana.

D. Ignacio continúa lamentándose por el plantón familiar y Manuela, interrumpe su queja, al recibir la llamada de La Habana avisando de la muerte de la marquesa. Ahora deben tener mucho tacto con Rosa, dado su estado, pero su reacción les desconcierta, solo parece preocuparle que la boda no se posponga.

Tiburcio sueña con Estefanía, la mujer que le persigue, e Hipólito y Onésimo, coinciden en que algo está ocultándoles. Estefanía se presenta de nuevo y chantajea a Tiburcio, o le entrega 5.000 pts., o le contara a Dolores lo que han tenido y le asegura tener pruebas de su ayuntamiento carnal.

Alguien en el bosque encuentra a Raimundo desfallecido, le toma el pulso y decide llevárselo de allí. Campuzano informa a Doña Eulalia de la muerte de la marquesa y deducen que ha sido Francisca. La desconfianza sembrada entre ellas ha logrado lo planificado. Ahora toca ocuparse de Francisca y según Doña Eulalia, su final será terrible; será ella, quien la remate.

Haz clic aquí para ver más fotos