El secreto de Puente Viejo

Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Una inesperada irrupción enturbia la boda


La semana del 2 al 6 de julio en ‘El secreto de Puente Viejo‘…

Avance: Severo e Irene reciben una visita inesperada el día de su boda

Capítulo 1858 (Lunes,  2 de julio): Julieta viene buscando venganza

Elsa cae al vacío: la cuerda no ha resistido.

El trato que convierte a Julieta en la pupila de Raimundo

Julieta no deja que Prudencio se haga ilusiones respecto a ellos dos: ha venido buscando venganza. Más tarde, Raimundo tutela a Julieta y hablan de cómo organizarán su formación. Fe consigue de forma indirecta que Irene se replantee el hecho de guardar el secreto de los anónimos. Irene y Severo están contentos con los preparativos, pero la periodista no lo está tanto por Adela. Severo ha compartido finalmente el “secreto” de Adela con Carmelo. El alcalde pide explicaciones a su esposa.

Raimundo interroga a Mauricio y le exige que le cuente que se traen entre manos para la boda. Consuelo y Marcela coinciden en su diagnóstico de la relación entre Antolina e Isaac, está claro que éste no le corresponde. También a Matías le preocupa la evolución de Isaac; Marcela tiene una idea en el último momento.

Capítulo 1859 (Martes, 3 de julio): Fernando irrumpe en la boda

A Marcela se le ocurre que Consuelo les alquile la casa y ella se traslade a la posada y Matías se lo traslada a Isaac. Cuando el chico lo habla con Antolina, ésta se entusiasma con la idea, solo falta proponérselo a Consuelo.

Mauricio, dispuesto a frenar las malas intenciones de Fernando Mesía

Adela no tiene más remedio que hablarle de los anónimos, restándole importancia. Raimundo exige a Fernando que no intervenga en la boda de Severo Santacruz. Prudencio no consigue disuadir a su esposa que va a ir a la boda de Severo, aunque a él no le guste. Todo listo para la boda. Aparente tranquilidad, pero… Carmelo va armado, por si acaso. Todo va bien y en enlace transcurre sin contratiempos hasta que, cuál Maléfica… Fernando irrumpe en la boda.

Capítulo 1860 (Miércoles, 4 julio): Julieta no se amilana ante su marido

Fernando ha venido a darles un regalo: esta “paz” es gracias a Raimundo. Éste no aclara el motivo por el que Fernando se plegó a sus deseos de no enturbiar la boda.

El plan perfecto de Fernando Mesía para arruinar la boda de Severo

Julieta no se amilana ante su marido, pero él solo quiere que sea razonable y, juntos, busquen pruebas. Julieta promete a la foto de Saúl que será implacable contra quien provocó su muerte. Fernando humilla a Prudencio por el comportamiento airado de su esposa. Consuelo accede de mil amores a alquilar su casa a los chicos que se trasladarán hoy mismo tras ver que es perfecta para ellos. Cuando están instalados, recuerdan a Elsa: ella habría sido muy feliz aquí. El tiempo pasa, pero Isaac sigue sin superar la muerte de amada…

Mauricio se interesa por las indagaciones de Raimundo respecto a Francisca y le pide calma, pero éste no se puede contener y pide explicaciones y Fernando, quien le recuerda que debe obedecer a su mujer y callar.

Capítulo 1861 (Jueves, 5 julio): Marcela le hace un regalo a Antolina

Raimundo da vueltas a lo que le dijo Fernando: se irá cuando tenga el dinero de los Mesía.

La vida de Antolina e Isaac, en peligro tras un derrumbe

En su nueva casa, Isaac se dedica a trabajar sin tomarse apenas ni un pequeño descanso, cosa que le molesta a Antolina. Matías también se acerca a tratar que el chico dedique un poco de tiempo al ocio de juntarse con la gente del pueblo, preocupado por su obcecación laboral. Hablan así de la falta de noticias en la identificación del cuerpo que se encontró.

Julieta no ha logrado que reabran el caso de la desaparición de Saúl y acusa de Prudencio de inactividad: ella no va a darse por vencida. Cuando el chico comenta con Fernando el asunto, éste le ningunea y deja en evidencia el sometimiento al que le mantiene su mujer. En cambio, el Mesía muestra otra cara ante la mujer e insta a Julieta a que se sincere con él. Carmelo se asegura de que no ha habido más anónimos a Adela tras la boda de Severo e Irene y plantea la posibilidad de ir de viaje con su mujer, pero los planes de tomarse un descanso se ven alterados por la situación política en Madrid. Marcela le hace un regalo a Antolina y esto motiva un comentario sospechoso por su parte al hablar de su señorita…

Capítulo 1862 (Viernes,  6 julio): Se avecinan novedades en África

Antolina sale del embrollo como puede, aludiendo que siempre heredaba las cosas de Elsa y de ahí que, de broma, la llamara señorita, pero su afirmación ha sembrado la duda en Marcela. La discusión luego a puerta cerrada entre Isaac y Antolina es importante, y en ella, la chica desmitifica la bondad de su señorita Elsa, de quien era mucho más criada que amiga.

El alto precio que Julieta está dispuesta a pagar por su abuela

Fernando pide a Julieta que afloje la presión respecto a Prudencio, pero lo hace con una evidente tensión que mantiene a la chica a la defensiva. Más tarde, Fernando provoca a Prudencio de forma que este siente su propia pequeñez: su mujer no le quiere y no hay manera de impostarlo. Antolina sale de casa muy enfadada y no vuelve en toda la noche. Cuando vence el plazo que Isaac se ha dado para denunciar su ausencia, Antolina vuelve. Carmelo ha sido convocado a una reunión de alcaldes y Adela teme por lo que pueda resultar del encuentro. A su vuelta, Carmelo explica a Adela que se avecinan novedades en África y todos  sienten que deben tomar partido.

Raimundo se enfrenta a Fernando incapaz de sostener por más tiempo sus dudas sobre Francisca: necesita comunicarse con ella.

Haz clic aquí para ver más fotos