El secreto de Puente Viejo

Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Una boda anulada y la nueva ilusión que anida en Pablo


La semana del 27 al 31 de enero en ‘El secreto de Puente Viejo‘…

Capítulo 2254 (Lunes, 27 de Enero): Francisca comenta a Doña Isabel su felicidad vivida con Raimundo, el amor de su vida

El alcalde concreta su petición a Marta, debe llevar la nota al teniente Grijalbo y esperar su respuesta, irá paseando con suma discreción y cautela. Marta acepta, pero Mauricio debe cubrirle delante de su padre. Adolfo no consigue que su amigo se sincere, sabe que algo esconde, pero Montalvo desvía la charla.

La marquesa comenta con Tomas la actitud de Alicia, no le gusta, ni a ella ni a Francisca, pero su hijo alaba su eficacia y no piensa despedirla. Su madre se sorprende de su determinación y de la defensa que Tomas hace de su empleada. Doña Isabel esta melancólica y comparte con Francisca cierta intimidad, preguntándose en voz alta si ha sido feliz y su huésped le asegura que ella sí, sobre todo cuando enviudó y más tarde con Raimundo, el amor de su vida.

Urrutia está agotado y se asombra de que a Pablo no se le note su enorme dedicación, pero el  joven le da las gracias por sus consejos, trabajar le impide pensar. Pablo le comenta que cree que su padre le esquiva. Carolina sorprende a Manuela trajinando y le fuerza a sentarse y desayunar, pero termina confesándole que le preocupa la actitud de Pablo. D. Ignacio se interesa por la salud de Manuela, pero el ama de llaves le sugiere atender las cuitas de sus hijas, pero sobre todo de Pablo que está desubicado.

Matías insiste en indagar lo que Alicia oculta y ella se sincera, cree que decidió salvar un matrimonio ya marchito, pero su mujer, en su ausencia, no ha sido ni tan buena ni tan santa y quizá la soledad le pesó demasiado. Matías no da crédito a sus insinuaciones y Alicia le sugiere que pregunte a Marcela, pero cuando lo intenta, la posadera evita hablar de sus años en soledad.

Campuzano informa a Doña Eulalia que sigue adelante con los planes trazados para su venganza con Francisca, pero sus contactos han localizado a Raimundo Ulloa y espera sus instrucciones.

Capítulo 2255 (Martes, 28 de Enero): Raimundo cae en manos de Campuzano y sus hombres

Campuzano detalla a Doña Eulalia el seguimiento a Raimundo y las pistas falsas que le van sembrando en su búsqueda de Francisca. Francisca se presenta en el hostal, quiere saber si hay nuevas de Raimundo, pero ni Matías ni Marcela han sabido nada; seguirán indagando. Raimundo camina por un campo siguiendo una pista de una finca en la que puede estar su mujer, pero cae en manos de Campuzano y sus hombres.

Tomas comenta con Adolfo la inquina de su madre por Alicia y su determinación a no despedirla, dada su eficacia y buen hacer, pero su hermano le insinúa, si no habrá sucumbido a sus encantos.  Doña Isabel visita a su futura nuera para concretar detalles de la boda y aprovecha para indagar sobre Doña Begoña y su estado mental. Rosa no recuerda demasiado sobre ella, aunque le confiesa cierto temor a heredar sus debilidades. La marquesa la abraza, rechazando esa opción, aunque su mirada refleja, una peligrosa y oculta estrategia.

Marta se dirige a cumplir su misión, pero tropieza con Adolfo que percibe su inquietud y le presiona: si no le cuenta donde va, avisará a su padre, por lo que se ve en la obligación de sincerarse. Adolfo exige acompañarla y se van los dos a la aventura.

Adolfo y Marta regresan con éxito de su misión, están felices, sobre todo por lo mucho que han disfrutado juntos, pero la joven frena a tiempo y se despide, antes de sucumbir a sus deseos. El alcalde y el capitán reciben la misiva de Marta y el teniente Grijalbo confirma su apoyo militar a Puente Viejo en caso de altercados, lo que tranquiliza y mucho, a las fuerzas del orden.

Matías hace cábalas y recuerda retazos de charlas con Marcela cuando regresó de la cárcel y poco a poco repara, en que es Tomas, el candidato sospechoso de tener un romance con su mujer. Marcela lo encuentra raro y su marido decide preguntarle, a bocajarro, si Tomas es su amante.

Capítulo 2256 (Miércoles, 29 de Enero): Ignacio explica a Pablo que su madre está viva

Manuela sufre una recaída y la trasladan al hospital. Encarnación transmite a su hija su preocupación por Manuela, pero también por el exceso de trabajo de su padre. Pablo cuenta a Carolina que su madre está viva y la joven tiene sentimientos encontrados: por un lado, teme que decida irse con ella y, por otro, fue la mujer con quien su padre traicionó a su madre.

Ignacio explica a Pablo que su madre está viva y como acordaron que fuera él, quien asumiera su custodia, dado el precario status económico de su madre. Solozábal le entregó una cantidad y ella se ha mantenido al margen, pero se ofrece a buscarla y Pablo lo acepta, quiere conocerla.

Damián sufre un accidente en la fábrica, su mano queda atrapada en una máquina. Adolfo se presenta en La Casona aprovechando que Rosa no está y encuentra a Marta, a quien acaba besando apasionadamente y, aunque parece que ella se marcha indignada, sucumbe y cae rendida.

Matías presiona a Marcela y ésta le confiesa que fue amante de Tomas, pero no puede ampliar detalles porque el posadero se marcha hecho una hidra. Cuando se reencuentra con su esposa, la cosa empeora, no consigue escucharla, solo le grita y acusa de su traición. El posadero se presenta en La Habana exigiendo ver a Tomas.

Adolfo acorrala a su amigo hasta que le saca la verdad, debe dinero a gente peligrosa y pensó que Puente Viejo era un buen lugar para desaparecer un tiempo. Doña Isabel comparte con Francisca su preocupación por el estado mental de Rosa, su futura nuera. Fue ella quién le habló de los trastornos de Doña Begoña y su temor a haber heredado el mismo mal, pero Francisca, sibilina, le aconseja aprovechar esa debilidad para manipular a Rosa a su antojo.

Capítulo 2257 (Jueves, 30 de Enero): Adolfo busca a Marta con desesperación, necesita besarla con urgencia

Damián tiene su mano atrapada y los esfuerzos por liberarle son inútiles. Barajan cortársela para evitar que muera desangrado hasta que, sumando esfuerzos, consiguen soltarle y llevarle con urgencia al hospital.

Adolfo busca a Marta con desesperación y la encuentra en el ayuntamiento, necesita besarla con urgencia y, ante lo inevitable, Marta le cita en un lugar más discreto. La pequeña  Carolina se desahoga con Marta y le cuenta que la madre de Pablo está viva, ambas temen que se presente en Puente Viejo.

Damián regresa a la fábrica, le faltan un par de falanges, pero por lo demás, ha salvado la mano. Manuela regresa con Rosa del hospital, aún faltan los resultados de las pruebas, pero ella les previene de que puede ser algo serio. Mauricio visita a Francisca y renueva su disposición a protegerla y recordarle que sigue a su servicio.

Antoñita informa a la marquesa sobre la pelea entre Tomas y Matías y ésta, presiona a su hijo y le recuerda el respeto por su apellido. Alicia observa los rasguños de Tomas y éste le confiesa lo ocurrido con Matías y lo mucho que lo lamenta por Marcela, a la que aún no ha olvidado.

Campuzano informa a Doña Eulalia del encierro de Raimundo y del largo sufrimiento que le aguarda, todo va según lo previsto y ahora toca ocuparse de Francisca.

Capítulo 2258 (Viernes, 31 de Enero): Carolina se angustia y se abraza a Manuela, teme que pueda morir

En la plaza se reúnen la mayoría de vecinos y tanto el capitán como el alcalde, organizan grupos para combatir los incendios. En el balance de casas y fincas incendiadas, Mauricio repara en que todos ellos tienen algo en común, fueron en su día propiedades de Francisca.

Dolores duda de Matías, se acaba de enterar de lo ocurrido con los fuegos y a ella le extraña que no estuviera y que Marcela lo buscara, pero llega Mauricio y les cuenta conclusiones: los fuegos los activó una sola persona y con mucha precisión, solo quería dañar las propiedades afectadas.

Mauricio se presenta en La Habana para informar a Francisca de sus conclusiones sobre los fuegos, pero no puede evitar que la marquesa participe de la charla y  constata que Doña Isabel ha estado comprando esas tierras a nombre de Francisca.

Marcela está preocupada porque nadie ha visto a Matías aunque presiente donde puede estar. Alicia, Damián y Matías se organizan para producir pasquines y en un momento a solas, Matías le cuenta la pelea con Tomas y ella le advierte que esta revelación no cambia en nada su relación estrictamente sindical,  comentario que disgusta a  Matías.

Carolina se angustia y se abraza a Manuela hasta casi asfixiarla, teme que pueda morir. D. Ignacio, Pablo y Urrutia, comentan sobre el accidente de Damián y el empresario no reconoce lo que para su encargado es una obviedad, ha sido fruto del exceso de trabajo.

Montalvo encuentra a su amigo preocupado, pero Adolfo no quiere entrar en detalles y tan sólo apunta a expresar cierta confusión en sus sentimientos con Rosa, pero es con ella con quien debe sincerarse. Doña Isabel pregunta a Tomas por su conflicto con Matías y el hijo asegura que lo solucionara pronto. Adolfo se presenta en el ayuntamiento y explica a Marta su decisión, quiere decirle a Rosa la verdad y anular esa boda.

 

Haz clic aquí para ver más fotos