El secreto de Puente Viejo

Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Un disparo inesperado deja al borde de la muerte a uno de los protagonistas más queridos


La semana del 30 de julio al 3 de agosto en ‘El secreto de Puente Viejo‘…

Avance: Raimundo: Estoy convencido de que mi esposa corre peligro

Capítulo 1878 (Lunes, 30 julio): Antolina pone las cosas claras a Isaac sobre el niño que espera

Fernando exige que Julieta se aclare antes de lanzarse a hacer nada con ella; la chica sale del despacho rechazada.

Elsa pone a Antolina contra las cuerdas con una dura pregunta

Prudencio hace un burdo intento por volver a utilizar la necesidad de Julieta de encontrar pistas, ella ya no le cree y le dice que vaya solo, y si tiene algún éxito, que le avise.

Antolina deja claro a Isaac que el niño es suyo pero el “problema” solo de ella. Diga lo que diga Elsa, quien sigue agobiando a la chica con sus cuidados y sigue empeñada en descubrir quién es el padre, tanto es así, que decide arriesgarse a ir hasta el colmado para sonsacar a Dolores sobre Antolina.

Mauricio y Raimundo se disponen a marchar tras despistar a Fernando y Prudencio, y cuando por fin llega a la casa de la puerta azul, todo es igual y diferente a como lo recordaba. La puerta se abre…

Adela e Irene han salido de excursión con algunos niños del colegio y los escoltas., pero uno de los niños tira un petardo como una travesura y la cosa deriva en un caos.

Capítulo 1879 (Martes, 31 julio): Julieta finalmente confiesa lo que ha venido a buscar

En el interior de la casa no hay nada ni nadie: parece deshabitada desde mucho tiempo. Los vecinos confirman que la casa lleva años deshabitada, pero Mauricio encuentra una hoja de un misal como el que leía Francisca cuando Raimundo le visitó. A su vuelta, Raimundo se encara con Fernando.

Julieta confiesa su intención al entregarse a Prudencio

Por fortuna no ha pasado nada en la excursión y todo ha quedado en un susto, pero Adela regresa decidida a dejar de utilizar la escolta.

Dolores le cuenta a Elsa cómo creía que Antolina e Isaac habrían terminado juntos si ella no hubiese aparecido. Cerca, Isaac quiere retomar la conversación, pero Antolina se enroca: no hay nada de qué hablar puesto que Isaac no va a dejar a Elsa.

Y con el movimiento de consultas y charlas en la casa del carpintero… Marcela se entera de que Elsa empieza a hacer averiguaciones sobre Antolina. Así, Marcela propicia un encuentro con Antolina y finalmente la chica confiesa que tiene algo que contarle.: quiere irse a Argentina, tiene que poner tierra de por medio: está embarazada y el hijo que está esperando es de Isaac. Marcela cree que debe contárselo a Elsa.

Julieta finalmente confiesa lo que ha venido a buscar: pistas sobre el autor de la muerte de Saúl. Fernando promete ayudarla, pero le pide que no lo comparta con nadie.

Capítulo 1880 (Miércoles, 1 agosto): Isaac confiesa toda la verdad a su amada

Desolada, Antolina dice que se marcha para no arruinarles la vida a Elsa e Isaac.

Avance: Isaac se despide de Elsa antes de recibir una gran sorpresa

Raimundo se controla con Fernando, pero le deja claro que no confía en él. Aunque guarda las apariencias, superado por la tensión, Fernando tiene que medicarse para controlar los nervios. Mauricio, en cambio, sí reprocha a Raimundo que se haya puesto en evidencia así con Fernando… Julieta escucha todo esto al otro lado de la pared y pide cuentas al capataz, quien no tiene más remedio que explicar a Julieta que Raimundo tiene razón en desconfiar.

Prudencio cree que Julieta tiene algo que ver en los desplantes de Fernando quien le trata como a un mindundi, pero ella disimula.

En casa, Antolina se emperra en no decir quién es el padre de su hijo. Discuten en medio de una gran tensión. Cuando Elsa intenta hablar con Isaac sobre el embarazo, él se marcha. Tanto Matías como Don Anselmo entienden que al chico le pasa algo, aunque ninguno consigue que confiese. Pero, finalmente, Isaac confiesa a su amada que él es el padre del hijo que está esperando Antolina.

Adela insiste en no tener escolta, pero no son conscientes de que alguien las vigila. Así, un hombre al que al parecer conoce le sale al paso y la amenaza cuando está sola y desamparada.

Tiburcio empieza a entrenarse en secreto con la complicidad de Gracia para superar el record de levantamiento de peso que los Mirañar han publicitado a bombo y platillo por la radio: la presión es enorme para él.

Capítulo 1881 (Jueves, 2 agosto): Adela recibe un disparo

Elsa se horroriza ante la confirmación de que es Isaac el responsable del embarazo de Antolina, se encierra en la habitación sin atender los reclamos del chico.

Adela le planta cara a Carmelo al conocer sus intenciones

Isaac informa a Antolina de que le ha contado a Elsa la verdad sobre su paternidad, así, cuando ésta acude a su cuarto a hablar con ella, tampoco la recibe. Cuando por fin habla con ellos, Isaac se echa las culpas: no debería haber caído en algo que ni siquiera deseaba. Este comentario duele a Antolina en lo más hondo, y la chica sufre de pronto un pinchazo en el vientre.

Adela recibe un disparo, pero el agresor no tiene tiempo de rematarla porque aparece Melitón para espantar al criminal. Carmelo se entera de lo ocurrido a su mujer y de que la están trasladando al hospital. El doctor Iglesias informa que van a someter a Adela a una operación a vida o muerte. El doctor Iglesias aparece en la habitación tras finalizar la intervención quirúrgica de Adela.

Prudencio no se fía de Julieta, que intenta sonsacar a Fernando sobre Raimundo. Julieta se pone a disposición de Raimundo, que le cuenta parte de aquello que provoca su inquietud: le ha plantado cara a Fernando y teme represalias.

Matías lleva a su abuelo una carta de sus padres con las buenas nuevas, pero Raimundo se da cuenta de que hace mucho que no saben de María, ¿por qué?

Los Mirañar se plantean la suspensión del intento de récord de levantamiento y finalmente la aplazan.

Capítulo 1882 (Viernes, 3 agosto): Fernando intercepta un telegrama de María

Antolina consigue que Isaac se quede con ella y no marcha tras su prometida, y hace ver al chico que Elsa necesitará asumir y entender la nueva situación entre ellos.

Fernando, a Raimundo: Intuyo que me está mintiendo y no me gusta nada

Isaac decide salir en busca de Elsa, que sigue sin dar señales de vida tras pasar la noche fuera. Aunque Elsa intenta ocultarse, alguien la descubre huyendo de Puente Viejo… ¿qué intenciones tiene el desconocido que está a punto de interceptarla?.

El médico comunica a los allegados que Adela ha sobrevivido a la operación. Es un primer paso, se turnarán para cuidar de ella. De cara al pueblo, Severo e Irene han reunido a los más allegados en el salón municipal para informar sobre el estado de salud de Adela.

Julieta ve a su abuela, y esta vez, en lugar de mantenerse distante, se tira a sus brazos. Consuelo se derrite de ternura. Luego, Julieta trata de explicarle a Consuelo que lo mejor es que mantengan el alejamiento.

De cara a levantar la moral del pueblo, Tiburcio tratará de batir el record de levantamiento; en esta ocasión duda y esas dudas terminan con su primer intento en fracaso. Pero luego hace un gran esfuerzo y consigue el objetivo de batir el récord. ¡Alegría! Luego, doble alegría, cuando Gracia anuncia que les han concedido la licencia para la radio.

Una vez traen a Adela a la habitación, Carmelo se organiza con sus amigos; cuida a Adela sin perder la esperanza, animándola a luchar mientras está inconsciente.

Fernando le pide información a Prudencio acerca de los guardias a los que sobornaron para que Saúl escapara. Por otro lado, Fernando intercepta un telegrama de Cuba dirigido a Raimundo Ulloa. ¡Es de María!.

Haz clic aquí para ver más fotos