El secreto de Puente Viejo

Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Prudencio, ¿responsable de la muerte de Saúl?


La semana del 6 al 10 de agosto en ‘El secreto de Puente Viejo‘…

Capítulo 1883 (Lunes, 6 de Agosto): Isaac confiesa a don Anselmo toda la verdad

Fernando parece encontrar en el telegrama respuesta a sus inquietudes más profundas, queda con mirada de loco. Y sin ser consciente del peligro, Raimundo no detecta que Fernando ha leído el telegrama. Finalmente, Fernando parece ceder a la presión de Julieta y dice estar dispuesto a darle una pista sobre Saúl.

Julieta pide a Raimundo que le cuente sus planes, pero éste se mantiene enigmático, al igual que ella con los suyos: vaya dos patas. Se piden mutuamente que tengan cuidado, y él pide que siga los dictados de su corazón en caso de que las cosas cambien pronto… Fernando intenta provocar a Raimundo, pero este aguanta el tirón mejor que nunca hasta ahora. Isaac confiesa a don Anselmo que Antolina está embarazada y él es el padre. Don Anselmo recluta a Consuelo para seguir buscando a Elsa, pero Fe les trae novedades de la muchacha: la chica está con ella. Finalmente, Don Anselmo y Consuelo, especialmente esta, convencen a Elsa para que vaya con ellos a la posada.

Antolina parece más preocupada por quien se entere de su situación, y parece no afectarle todo lo que está pasando, Irene da relevo a Carmelo en el hospital y cuando éste vuelve a Puente Viejo, empieza a planear con Severo la forma de vengar lo sucedido a Adela. Los Mirañar discuten a cuenta de la programación de la emisora de radio que esperan inaugurar pronto. De pronto, una mujer llega preguntando por una tal Armando.

Capítulo 1884 (Martes, 7 de Agosto): Guillermina identifica a don Berengario y cree que es su marido

Fernando tiene información muy jugosa sobre Saúl tras hablar con los guardas sobornados, siempre y cuando ella esté dispuesta a “pagar…”. Cuando por la noche se sientan a cenar, Fernando hace algún comentario que da lugar a equívoco y Julieta baja la cabeza abochornada; Prudencio ata cabos y empieza a pensar que se le está escapando algo que ha podido ocurrir entre ellos. Cuando éste pide explicaciones, Julieta se las devuelve con crudeza: si no te gusta parecer un cornudo consentido, no lo consientas.

Fernando da muchas explicaciones antes de marcharse. Raimundo, que está al acecho, lo sigue. Raimundo sigue a Fernando hasta la puerta lateral de un hospital. Consuelo ha recogido a Elsa; Matías y Marcela no se oponen a darle cobijo, es más, cuando por fin se encuentran le aseguran que no piensan dejarla tirada: los necesita. Marcela viene donde Antolina a decirle que están dando cobijo a Elsa, pero eso no menoscaba su amistad.

Cuando Elsa va a recoger sus cosas ya Antolina se las ha preparado; la conversación entre ellas deriva en un canto de reproches y rabias. La embarazada deja caer que Elsa ya ha decidido marchar de Puente Viejo, ¿no es así? Mientras, Matías intenta consolar a un inconsolable Isaac. Finalmente, Isaac se presenta ante Elsa. Quiera o no, tienen que hablar…

Adela sigue estable y eso es bueno, pero debería empezar a dar muestras de mejoría pues cuanto más tarde de salir del coma, menos posibilidades hay de que salga o que lo haga en peores condiciones. Mientras, en el pueblo, Severo e Irene urden un plan para, con la ayuda de don Berengario, cazar a los que han podido atacar a Adela. Doña Guillermina, la mujer que apareció el día anterior en el colmado,  identifica a don Berengario: le llama Armando y cree que es su marido.

Capítulo 1885 (Miércoles, 8 de Agosto): Basilio merodea por el hospital disfrazado de médico

Para Elsa no hay explicaciones de Isaac que valgan: esto no tiene solución. Finalmente, Elsa se presenta en casa de Isaac acompañada por Consuelo, sólo viene a despedirse: se va de Puente Viejo.

Los planes de Severo y Carmelo siguen adelante y todo está listo ya para vengarse de quien agredió a Adela. Irene relevará a Carmelo mientras lo hace. El líder de los fundamentalistas cae en la trampa que le han tendido, pero el tipo jura que no sabe nada de Adela. Entonces… ¿quién intentó matar a Adela?

Basilio sigue merodeando por el hospital, disfrazado de médico. Las malas lenguas empiezan a dar pábulo a la palabra de Doña Guillermina contra Don Berengario, a quien llama Armando y marido. Fernando está contento tras su vuelta a casa y da instrucciones precisas a Julieta para encontrar las pruebas que busca: debe rebuscar en el baúl de Prudencio, donde en el doble fondo encontrará una caja de madera tallada, y en su interior, las respuestas que tanto ansía.

Fernando explica la ausencia de Raimundo y se libra de Prudencio a la hora convenida para que Julieta pueda recopilar las pruebas que busca. Las pruebas que Fernando encontró apuntan a Prudencio como responsable de la muerte de Saúl.

Capítulo 1886 (Jueves, 9 de Agosto): Julieta apunta a Fernando con una pistola

Elsa aplazará su marcha, pero su decisión de abandonar Puente Viejo es inamovible. Antolina asegura lamentar la marcha de Elsa… pero las cosas son como son. Mientras, Isaac muestra su desesperación ante Matías, y es que el cura quiere que case con Antolina. Consuelo sigue ocupándose de  la chica y quiere proteger a Elsa: que llame a sus familiares o que permita que ella la acompañe hasta su lugar de destino.

Carmelo releva a Irene, que cuenta que entró un médico nuevo y que apenas ha habido cambios y ésta le da vueltas a los motivos que esconden las cartas, insiste en que parece un motivo personal. El doctor Iglesias quiere ser optimista y no entiende la presencia fugaz de otro médico. ¿Qué médico era ese?

Don Berengario trata a doña Guillermina como si realmente fuera su esposa. ¿Qué está sucediendo?

Julieta piensa lo que pretendía Fernando enseñándole una prueba contundente acerca de la posible implicación en la muerte de Saúl de Prudencio. Mauricio expone a Fe sus dudas sobre la ausencia de Raimundo y luego la mujer encuentra rara a Julieta: evasiva con el asunto de Raimundo y misteriosa a la vez. Julieta apunta a Fernando con la pistola que éste le dio: ¿le está mintiendo o le está manipulando?

Capítulo 1887 (Viernes, 10 de Agosto): Adela, sola a merced del presunto agresor

Fernando hace ver a Julieta que no tiene miedo y le va empujando hacia Prudencio. Julieta parece decidida a hacer justicia en memoria de Saúl, al que sigue hablando a través de su foto.

Don Anselmo presiona a Isaac para que haga lo correcto y pida matrimonio a Antolina. Luego es ella la que presiona a él hablando del futuro y los siguientes pasos que deben dar. Más tarde, Antolina pacta con Marcela que trate de llevarla a su casa a las 7, según dice, para expresarle todo lo que lamenta que su amiga del alma marche de esta manera y Elsa accede, pero Consuelo ve gato encerrado…

Así, cuando Elsa viene a visitar a Antolina e Isaac,  se los encuentra en una situación equívoca: se están dando un abrazo. Julieta sigue rumiando sus planes de venganza mientras Fernando mantiene ajeno a todo a Prudencio mientras le mete miedo acerca del comportamiento de su esposa: debería mantener los ojos abiertos por lo que pudiera pasar. Más tarde, Julieta acude a la cita que Fe le ha preparado con su abuela. No se despide, pero casi.

Don Berengario ha venido con Gracia a visitar a Adela. Carmelo trata de averiguar su nombre, pero él, haciendo de médico, se escabulle antes de obtener respuesta. Sin saberlo, Carmelo y Severo dejan a Adela sola y parece que a merced del presunto agresor. Dolores intenta sonsacar a don Berengario sobre doña Guillermina: la del colmado piensa que hay gato encerrado y que el cura es alguien distinto a quien dice ser. Mauricio presiona a Prudencio para que interrogue a Fernando sobre el paradero de Raimundo, pero éste da largas a Prudencio: hablarán de Raimundo cuando a él le parezca.

   

Haz clic aquí para ver más fotos