El secreto de Puente Viejo

Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: La marquesa envenena a Francisca Montenegro


La semana del 18 al 22 de noviembre en ‘El secreto de Puente Viejo‘…

Capítulo 2208 (Lunes, 18 de Noviembre): Carolina desaparece sin dejar rastro

El equipo de rescate está listo y las dudas sobre su éxito están en el ambiente. A Damián le confirman que Cosme  es uno de los atrapados. Matías informa a Alicia y ésta exige protestar de inmediato. Es él, quién le persuade templar los ánimos y esperar, no debe ser vista ni significarse, lo importante ahora es tratar de salvar a los mineros.

La marquesa se presenta y se enfurece al saber que su capataz está dentro, liderando el rescate. La tensión se corta y Damián le acusa  de ser la responsable. Sus hijos logran convencerla qué se marche y el capitán le pone escolta para evitar agresiones.

Adolfo y Tomas repasan la situación, temen que se acabe el oxígeno, antes de que Maqueda llegue hasta ellos. Son nueve los atrapados, si alguno muere, su madre será la máxima responsable. Las labores avanzan y por fin, los primeros rescatados salen de la mina, pero Damián se angustia, su amigo Cosme no asoma y aparece Maqueda con un cadáver cubierto.

Marta ruega a Rosa que la perdone, le pide una tregua y la acepta, bajo la promesa de que se aleje de Adolfo. Ambas informan de su reconciliación a Manuela y Carolina y cuando están celebrándolo, la pequeña recibe una nota que le hace salir disparada de allí.

D. Ignacio y Urrutia comentan sobre el viaje a Jaca de esa tarde cuando se presenta el Capitán para informar de lo ocurrido. Encarnación avisa a Rosa de lo que pasa y pregunta por Carolina, pero ésta, desde que recibió la nota no aparece y todas se ponen a buscarla. Aparece D. Ignacio dispuesto a anular el viaje a Jaca cuando llega Carolina que lleva horas desaparecida, algo ha cambiado en ella, ya no le interesa el viaje.

Francisca tiene un fuerte dolor de cabeza y Antoñita, avisa a la marquesa, que le da como medicina, lo que de víspera le puso en el café.

Capítulo 2209 (Martes, 19 de Noviembre): Cosme muere dentro de la mina de la marquesa

Carolina da explicaciones sobre su cambio de opinión, ha reflexionado y cree que su visita, podría perjudicar a Pablo. D. Ignacio y Urrutia hacen cábalas sobre las reservas que acumulan de mineral, temen que este accidente provoque una huelga o incluso un linchamiento.

Encarnación quiere sonsacar a Carolina la verdad, no cree sus excusas, pero la joven le enreda y no le cuenta los verdaderos motivos de anular su viaje a Jaca. Carolina se pasea por el bosque y se encuentra con Pablo. El muchacho ha desertado y no parece ser la primera vez que se encuentran.

El minero muerto es Cosme y Damián se abraza al cadáver. Marta acude al ayuntamiento a ofrecerse como voluntaria y el alcalde acepta, está desbordado. La marquesa muestra su enfado con el capataz por haber arriesgado su vida en el rescate. Sus hijos e Iñigo, creen que quizá se podría haber evitado el accidente, si hubieran reforzado la seguridad, pero la marquesa no se arredra, no se siente responsable.

Francisca sigue con sus migrañas y Antoñita le da la medicina que la marquesa ha pautado mientras le reporta lo sucedido en el rescate. Francisca no cree que un muerto dé para mucho alboroto. En Puente Viejo los ánimos están caldeados y Damián, íntimo de Cosme propone quemar La Habana con la marquesa dentro, algo que el resto de mineros secundan. Matías trata de frenarlos pero solo el capitán Huertas y un pelotón armado, consigue detener a los amotinados.

D. Ignacio se muestra orgulloso de la eficacia de Marta, pero le transmite su inquietud por Carolina, ninguno de los dos entiende su cambio de idea. Damián se ofrece a sustituir a Cosme en las reuniones clandestinas y Alicia le sugiere que se lo piense bien, no es minero y es peligroso. Matías está agotado y se deja consolar por Marcela que lo abraza, con cariño, justo cuando Alicia aparece en la plaza. La rabia al verlos hace que Alicia de la vuelta, pero Matías la ve y sale detrás de ella.

Capítulo 2210 (Miércoles, 20 de Noviembre): Pablo ha desertado del ejercito y se refugia en el bosque

Matías trata de explicar a Alicia su intención recuperar su matrimonio, pero ella se siente engañada. Marcela le espera con el mismo enfado y aunque Matías intenta excusarse, su mujer, tampoco termina de creerle. Alicia discute con su madre, está rabiosa.

Pablo ha desertado y ahora teme las consecuencias. Carolina le asegura que nadie le ha seguido, aunque desde que recibió su nota y anuló el viaje a Jaca, su familia está preocupada. Rosa presiona a D. Ignacio para agilizar el compromiso y que ambas familias se relacionen antes de la fiesta de pedida, pero es evidente que a su padre no le agrada emparentar con la marquesa.

Manuela acecha a Carolina, cree que algo trama, pero la joven consigue salir airosa del interrogatorio. D. Ignacio decide ir al velatorio, a pesar de que Urrutia le aconseja evitarlo, cree que, aunque peligroso, su deber es acudir aunque aprecia el desdén con que lo miran y Mauricio y D. Filiberto, le previenen del peligro que corre la marquesa si decide presentarse.

Francisca sigue con migrañas y Antoñita le da la pastilla para intentar aliviarlo. Tiene un humor de perros, acusa tanto encierro y la marquesa no aparece, algo que irrita aún más a Francisca que no cree que lo de la mina sea para tanto. La marquesa censura a su hijo Adolfo por sufragar los gastos del sepelio. El capataz informa de la tensión que se vive en el velatorio y aconseja a la familia que no aparezca por allí, pero la marquesa se niega, está decidida a presentarse.

Marta ayuda al alcalde y se presenta Adolfo para pedir velar a Cosme en el ayuntamiento, pero la joven logra escabullirse antes de coincidir con él. Matías, el capitán Huertas y el alcalde comentan lo tenso que está el ambiente y aplauden al Capitán por haber frenado a tiempo a los mineros.

La capilla ardiente se ha instalado y por allí van desfilando los vecinos. Entra Damián, destrozado por la muerte de su amigo. Marcela cree que su muerte puede servir para evitar otras, pero tanto Damián, como el resto, creen que mientras la marquesa siga viva, todo seguirá igual.

Capítulo 2211 (Jueves, 21 de Noviembre): D. Ignacio salva la vida de la marquesa

La llegada de la marquesa y sus hijos al velatorio de Cosme acrecienta la tensión y Damián, clamando justicia, agita a la turba contra ellos. Doña Isabel no se arredra, pero solo D. Ignacio, logra detener el linchamiento. Adolfo se presenta en La Casona para agradecer a D. Ignacio su valentía y asegurarle que indemnizarán a la familia del fallecido.

Carolina visita a Pablo, escondido tras su deserción, pero lo encuentra débil. El muchacho rechaza su ayuda y Carolina le asegura que se fugarán juntos. D. Ignacio se presenta en La Habana, la marquesa lo espera, es ella quien le ha llamado.

La marquesa está rabiosa y sus hijos no logran calmarla, no acepta que la intervención de D. Ignacio les ha salvado de ser linchados. Antoñita informa a la marquesa que Francisca está muy inquieta. Tomas y Adolfo, muy afectados por lo ocurrido, deciden enfrentarse a su madre y exigirle indemnizar a los afectados.

Mauricio informa al capitán Huertas de lo sucedido en el velatorio y éste, decide poner vigilancia en las cercanías de La Habana, cree que puede haber más conatos de violencia. El alcalde teme por D. Ignacio, ha sido un héroe, pero quizá se ha granjeado muchos enemigos. Matías, Alicia y Damián debaten la estrategia a seguir y el enfrentamiento salta. Alicia y Damián quieren venganza y aprovechar la ira popular para exigir sus derechos. Matías cree que hay que planificarlo, con inteligencia y madurez. La joven despechada, le acusa de burgués y Matías le recuerda que son sindicalistas, no asesinos. Marcela le reprocha su ausencia y se enfada al saber que ha vuelto a ver a Alicia.

Capítulo 2212 (Viernes, 22 de Noviembre): Adolfo y Marta se encuentran de nuevo

La marquesa se traga su orgullo, agradece a D. Ignacio su valentía y aprovechan la charla para hablar del noviazgo de sus respectivos hijos. Adolfo, Tomas y el capataz, logran que la marquesa acepte reforzar la seguridad, aunque considera que, de cara a los mineros, refleja debilidad.

Francisca, mejora sin las pastillas y Antoñita, aplica una nueva estrategia, sembrarle temor contándole los peligros que acechan en Puente Viejo. Tomas recibe a Matías que le exige, como representante de los mineros, reforzar la seguridad e indemnizar a los afectado en el accidente. Matías se sorprende al comprobar que el hijo de la marquesa acepta sus peticiones.

Adolfo visita a Rosa que se deshace en amores pero el joven frena su ímpetu, prometió a D. Ignacio cuidarla y respetarla. Le alegra, informándola que su madre está dispuesta a visitar La Casona para formalizar el noviazgo. Encarnación refiere a su hija la actuación de D. Ignacio y su defensa de la marquesa, algo que no sorprende a la joven, convencida que los poderosos se cubren entre ellos.

Alicia recibe la visita sorpresa de Matías que le detalla lo conseguido en la reunión con Tomas quien intenta arreglarse con su esposa, pero Marcela no olvida que salió corriendo detrás de su amante. Carolina percibe que Pablo empeora y le insta a huir juntos cuanto antes.

En La Casona, se celebra una comida para homenajear la valentía de D. Ignacio, a la que asisten Urrutia, Encarnación y Adolfo. Marta disimula su angustia y, en cuanto puede, se marcha a la cocina, pero Adolfo se ha cortado y coincide allí con ella y,  al reparar que sangra, se acerca a curarle.

 

 

Haz clic aquí para ver más fotos