El secreto de Puente Viejo

Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Fernando el verdadero responsable del fin de Puente Viejo


La semana del 5 al 9 de agosto en ‘El secreto de Puente Viejo‘…

Capítulo 213 (Lunes, 5 de Agosto): Esther puede ser una impostora

En esta reveladora conversación, descubrimos que Vilches está sometida a las exigencias de Fernando y enamorada de él. Fernando le insta a simular delante de María, debe aplicarle las agujas donde no le reporte beneficio.

María se percata del mal aspecto que tiene la enfermera y  es testigo de un brote delirante, algo que María aprovecha para sacarle información. Decide investigar en ese pasado, al que Vilches va, cuando entra en un bucle de confusión. María recuerda los fuertes somníferos que tomaba y se le ocurre verter unas gotas en la infusión de la enfermera para ver qué reacción le provocan. Vilches cae dormida y empieza a balbucear, María aprovecha para interrogarle.

La llegada de D. Anselmo descoloca a Esther que procura  disimular su decepción. D. Berengario explica al sacerdote que no supo de ella hasta que apareció y como, su madre, fue su gran amor, pero un buen día desapareció. Por último, le confiesa que si ella viviera, su vocación se tambalearía.

Esther, por su lado, trama algo, a tenor de las breves, pero significativas llamadas que hace y su modo de fingir. A Dolores, Esther le recuerda a Aurora, hija falsa de Tristán y teoriza sobre la posibilidad de que sea una impostora. D. Berengario sorprende a Esther en estado lacrimógeno y aunque ella simula recuperarse, el cura le insiste en que le cuente lo que le ocurre.

Severo, Irene y Carmelo hacen recuento de las bajas vecinales que están aceptando el dinero de las expropiaciones y presienten que solo se quedará, el núcleo duro de la resistencia. Fernando visita a Carmelo y el alcalde le pide que se reúna con el Subsecretario por si su visita es más fructífera y consigue destaponar la situación. A solas, Carmelo refleja su convencimiento de que Fernando es el responsable de todo. Raimundo reúne a los vecinos animándoles a no claudicar y resistir.

Francisca llama al prestamista  que en su día amenazó a Prudencio y le avisa que ya no está bajo su protección y puede actuar como quiera. D. Anselmo visita La Casona y pone a Raimundo al día de todo lo que acontece.

Capítulo 2136 (Martes, 6 de Agosto): Lola se refugia en el despacho Municipal porque siente que alguien la persigue

María sonsaca a Vilches cierta información aprovechando los somníferos, pero lo que balbucea, le deja preocupada. María busca excusa y le pide a Fernando ver a Irene para mostrar su apoyo a la causa. El aprovecha para contarle que el alcalde le ha pedido mediar con el subsecretario, algo que teme sea contraproducente. María pide ayuda a Irene.

Esther, tras muchos devaneos, confiesa a D. Berengario que debe mucho dinero, en concreto 500.000 pesetas. Dolores comenta a Marcela y Consuelo, sus sospechas sobre Esther y la posibilidad de que sea una impostora; cree que puede haber engañado a D. Berengario y se esté haciendo pasar por su hija.

A pesar del oportuno discurso de Raimundo a los vecinos, Carmelo cree que hay que pensar en un plan B, pero necesita tiempo para madurarlo y exponerlo. Severo no entiende los impulsos de su amigo e Irene, termina por contarle el secreto del análisis grafológico y pedirle que confíe en él. Carmelo pide a Fernando reunirse con el subsecretario y tratar de mediar en el conflicto. Severo presiona a Carmelo para que le confiese sus  planes y éste, acepta.

Raimundo conserva esperanzas en la resistencia popular, sin embargo, Francisca y Mauricio, no creen que sea efectiva, entre otras cosas porque, según el capataz, cada vez más gente acepta la miseria de la indemnización. Prudencio y Matías especulan sobre el negro futuro que se les presenta y las opciones que  tienen de salir adelante. Lola se refugia, angustiada, en el despacho Municipal porque siente que alguien la persigue.

Capítulo 2137 (Miércoles, 7 de Agosto): María descubre el gran secreto de la enfermera Vilches

María aporta a Irene ciertos datos sobre Vilches para que los investigue, cree que algo siniestro le sucedió y necesita respuestas. Le insiste en ocultarlo, sobre todo a Fernando. María se queja ante Vilches por la poca dureza de los ejercicios y la enfermera, con acritud, le pide que no se entrometa. Irene regresa con lo averiguado y por la expresión de María, deducimos que no augura nada bueno.

Lola le cuenta a Prudencio su sensación de sentirse perseguida y éste, más tarde, también presiente el acecho de alguien, pero no ve nada. Don Berengario asegura a Esther que pronto podrá reunir el dinero para que satisfaga su deuda. Esther llama por teléfono y confiesa a su interlocutor que su plan va bien y pronto se marchara del pueblo.

Raimundo coincide con el subsecretario y le acusa de tener algo personal contra Puente Viejo, más allá de las órdenes gubernamentales. Carmelo ha convencido a Fernando y se reúnen con García-Morales. El alcalde observa si existe complicidad entre sus interlocutores, pero la arrogancia del subsecretario le saca de quicio y les deja solos; ahí descubrimos lo mucho que se conocen y se aprecian.

Capítulo 2138 (Jueves, 8 de Agosto): Marcela sorprende a Esther coqueteando con su marido

Fernando y el subsecretario comparten detalles sobre su meticuloso plan de inundar Puente Viejo y descubrimos que el coronel, es el tío de la difunta Mª Elena. Manipulado por Fernando, busca vengarse de los que cree responsables de su muerte.

Fernando simula ante Carmelo no haber podido  persuadir al subsecretario. El alcalde le sugiere diseñar un plan, pero lejos de los oídos de Francisca, algo que desconcierta a Mesía y despierta su inquietud.  Fernando quiere saber qué trama y confiesa a Severo su preocupación por Carmelo. Al irse, descubrimos que el alcalde y Severo le están tendiendo una trampa.

Francisca comenta con Raimundo que ha quemado su último cartucho hablando con el vicepresidente del gobierno. El político le ha prometido qué pensará sobre el asunto y le dará una respuesta. D. Anselmo y D. Berengario se presentan en La Casona por si pueden conseguir ayuda económica para los más desfavorecidos con las expropiaciones, pero Francisca les confirma que ni el vicepresidente del gobierno puede interceder por ellos.

Lola y Prudencio especulan sobre quién está detrás de esos acosos y deducen que será Francisca. Prudencio se presenta en La Casona y pregunta a Mauricio si tiene algo que ver con los seguimientos.

Esther sigue fingiendo frente a D. Berengario y asegurándose que su petición económica al sacerdote, sigue su curso. Marcela sorprende a Esther coqueteando con su marido sin ningún rubor. D. Berengario, presionado por D. Anselmo, termina confesándole que quiere vender su hacienda para cubrir  una deuda de medio millón de pesetas de su hija.

María cuenta a Vilches una trágica historia que ocurrió en un sanatorio para niños,  en la que  una enfermera, al parecer enamorada del  dueño y,  celosa de su mujer, decidió  terminar con ella y más tarde, al no conseguir que el viudo se fijara en ella, quemó el sanatorio. Es juzgada como trastornada, e ingresada en un manicomio, librándose de la cárcel. Vilches no quiere escuchar, pero María le expone claramente que sabe que esa mujer es ella.

Capítulo 2139 (Viernes, 9 de Agosto): Carmelo y Severo tienden una trampa a Fernando

Vilches se enfrenta a María asegurándole que no puede probar lo que dice, pero la paciente le propone un trato, retomar el tratamiento con su máxima dureza y a cambio, ella será discreta. En plena sesión, Vilches empieza a desvariar  y cuando María le exige aumentar la presión, la enfermera la lleva al límite del dolor.

Irene regresa con más detalles sobre Vilches, y le confiesa que teme por su seguridad, pero María le explica que Fernando vigila y que, gracias a los ejercicios, está mejorando. Fernando marcha repentinamente a Madrid para buscar vivienda. María se queda a merced de Vilches y constata que ha dado libre a todo el servicio, están solas.

D.Berengario explica a D. Anselmo que procede de una familia rica y de ahí, sacará el dinero para su hija. Su amigo comprende ahora, el origen de tantas donaciones a los feligreses y se lo agradece. Entre las vecinas se propagan los rumores sobre los cambios repentinos de Esther, su mala educación, los coqueteos descarados que se gasta y el aire modosito que simula junto a D. Berengario. D. Berengario confiesa a D. Anselmo su frustración porque los rumores no cesan y éste le contesta que cree conocer el origen de esos cuchicheos.

Mauricio asegura a Prudencio que Francisca no tiene nada que ver en esos supuestos seguimientos, de lo contrario, se lo hubiera encargado a él. Prudencio recibe la inesperada e incómoda visita de Pablo Armero, el prestamista que en su día le amenazó. Armero sabe que ahora ya no está bajo la protección de la Montenegro y va a por él.

D.Berengario y D. Anselmo tratan de convencer a García-Morales que no llene del todo el embalse y saldrán beneficiados, tanto la comarca como Puente Viejo. Cuando parece que lo está reconsiderando, echa por tierra esa opción y alega que cumple órdenes. También Francisca le visita y, al constatar que el subsecretario persiste en su actitud, le advierte que está cometiendo el error de subestimarla.

Carmelo y Severo continúan con su plan y enredan a Fernando en la venganza de Francisca. Según le dicen, la Montenegro es la culpable, tanto de los atentados como del llenado del embalse. Fernando les dice que lo pensará, pero los amigos saben que ha tragado el anzuelo.

 

 

 

Haz clic aquí para ver más fotos