El secreto de Puente Viejo

Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: D. Ignacio cuenta a Pablo y Carolina la verdad, no pueden estar juntos


La semana del 23 al 27 de diciembre en ‘El secreto de Puente Viejo‘…

Capítulo 2232 (Lunes, 23 de Diciembre): Marta, decidida a intentar mejorar las vidas de los más desfavorecidos

Carolina interroga a Urrutia sobre el comentario escuchado, pero él, consigue cambiar el foco de interés y distraerla, debe de confiar en que su padre decidirá lo más adecuado para el muchacho. A solas, Encarnación, intenta que su marido le explique lo que sabe, pero éste, improvisa una excusa y se marcha.

Antoñita atiende a Francisca, pero la encuentra muy enfadada y le confiesa que tiene miedo a dormirse y no despertar. Adolfo decide que irá a casa de Rosa para el aperitivo, pero cenará con Tomas que no tiene ganas de socializar con la familia política de su hermano.

Maqueda y Damián, revisan la hucha con los dineros para la familia de Cosme y encuentran bastantes papeles insultando a la marquesa. Adolfo está decidido a charlar con Damián, con el que no encontró mucha sintonía en su primer día, pero Urrutia le convence de que el día de Nochebuena no es el más indicado para ello. Tomas está sólo a la mesa, añorando  la Nochebuena pasada junto a Marcela, cuando se presentan Adolfo y el capataz a compartir cena.

Alicia y Matías esperan la llegada de los del sindicato a la reunión, pero se retrasan. Encarnación se enoja con Alicia por negarse a cenar en Nochebuena en La Casona y lo hará sola.

Matías pide perdón a Marcela por su abandono y a la cena que disfrutan en el hostal, se van sumando improvisadamente, Mauricio que acepta la invitación y más tarde, Capitán Huertas y después D. Filiberto.

Manuela sorprende a Marta acongojada y ésta le confiesa su despertar a las dramáticas condiciones de vida de algunos vecinos que el alcalde le ha mostrado. Está decidida a intentar mejorar las vidas de los más desfavorecidos.

En La Casona toman el aperitivo y Adolfo se despide para cenar con su hermano. Carolina se siente tan triste que decide retirarse a su cuarto. Marta coincide con Adolfo de camino a la misa del gallo y se queda muy afectada por sus comentarios. El joven está seguro de que ella reprime su amor y eso le parece una cobardía.

Capítulo 2233 (Martes, 24 de Diciembre): Pablo se presenta en La Casona

Rosa disfruta de su felicidad y la comparte con su padre, orgulloso de verla tan contenta. Le quedan tres meses para su boda y tiene un largo listado de tareas. Se encuentra con D. Filiberto y le comenta ideas florales para la Iglesia y el cura aprovecha para pedirle que financie la pintura de la iglesia.

Marta charla con su padre y le confiesa que  está muy tocada por los problemas que ha detectado entre los más necesitados y le reprocha haberles protegido en exceso, se siente una privilegiada y debe de actuar en consecuencia. En plena conversación, Pablo reaparece en La Casona.

Adolfo intenta conciliar con Damián, pero éste le recuerda las duras condiciones de la mina y como muestra, le informa de las notas de desprecio hacia su madre, encontradas en la colecta para la familia de Cosme. Urrutia comenta con Solozábal la impecable actitud de Adolfo, pero también las suspicacias que genera su presencia. El empresario cree acabará por ganárselos.

Adolfo cuenta a su hermano sus reparos sobre su trabajo en la fábrica, siente que no encaja. Aprovecha para informarle lo de las notas contra su madre que escribieron los mineros y Tomas se indigna. Francisca exige a Antoñita que venga a verla un médico, se encuentra peor, teme dormirse y no despertar.

Alicia y Matías comparten su preocupación por el silencio del sindicato, pero ella se siente mal, recuerda sus primeros encuentros íntimos con él y el coraje que ahora le provoca tenerlo cerca. Mauricio charla con Marta sobre su entrega a los más desfavorecidos del municipio y aprovecha para presentarle al otro concejal, Matías, que se sorprende por el fichaje, aunque en seguida sintonizan.

Urrutia comparte con su mujer su desazón por Alicia, la siente amargada, siempre a la gresca y no consigue más que enfadarse con ella por su irascible actitud. Encarnación le pide paciencia, será ella la que trate de mediar y comprender a su hija.

Mauricio se presenta en La Habana y propone a Maqueda ser concejal; el capataz decide pensárselo. Encarnación sorprende a su hija haciendo una maleta y la madre se queda consternada creyendo que se marcha de casa, pero la hija le sorprende, prepara un viaje a Madrid de fin de curso y aprovecha para enseñarle las buenas notas; su madre lo celebra más tranquila. El capitán Huertas irrumpe en el hostal, necesita hablar con Matías con urgencia.

(Miércoles, 25 de Diciembre): No se emite la serie por ser festivo nacional

El Miércoles, 25 de Diciembre no se emite el capítulo por ser festivo nacional en España.

Capítulo 2234 (Jueves, 26 de Diciembre): Matías anuncia que la cúpula del sindicato ha sido detenida

Pablo explica a D. Ignacio y Marta que se sintió vigilado por dos hombres y en una de las estaciones, la guardia Civil les detuvo, iban armados. Confiesa que decidió escapar, convencido que los detenidos iban a por él. Carolina irrumpe en la sala y su padre intenta frenar el cariñoso recibimiento de los jóvenes.

El capitán Huertas y Solozábal cavilan sobre lo ocurrido y el primero cree que ahora es mejor que Pablo permanezca escondido; al parecer, la actuación militar contra la sublevación estaba prevista, mucho más allá de la declaración que Pablo le hizo al juez.

Marta descubre que el alcalde acostumbra a pagar de su propio bolsillo las necesidades más acuciantes de algunos de sus vecinos, pero Mauricio le pide absoluta discreción. Marta se desahoga con Manuela y le confiesa que teme que el amor por Adolfo no deje de crecer, siente que debe de apartarse de él.

Carolina y sus hermanas apremian a su padre para convencerlo de que el sitio más seguro de Pablo es con su familia, pero el empresario no tiene nada decidido. Pablo se presenta en la fábrica y pide a D. Ignacio permiso para quedarse, le promete que evitara cualquier relación íntima con Carolina, pero Solozábal debe de reflexionar. Será Urrutia quien le aconseja decir la verdad.

Matías intenta dominar la tensión que le ha producido la urgencia del Capitán, pero solo viene a  pedirle una lista de los viajeros que se hayan alojado en el hostal en los tres últimos meses. Marcela pide a su marido sinceridad y le cuente si se ha hospedado alguien sospechoso, cosa que Matías niega con rotundidad.

Alicia comenta a Damián su angustia y de cómo su madre le pilló preparando la maleta y tuvo que mentirle. Está decidida a marcharse, le come la inquietud, pero llega Matías anunciándoles que la cúpula del sindicato ha sido detenida; ahora ellos, corren más peligro y deben extremar sus precauciones.

Antoñita no sabe nada de la marquesa y, al parecer, tampoco sus hijos. La sirvienta pide a Tomas que si Doña Isabel llama le informe de que ella necesita hablarle.  El alcalde explica a Maqueda que lo quiere como concejal, por su honradez y el respeto que le tienen los mineros.

Antoñita cuenta a Dolores los síntomas de Francisca, como si fueran suyos y, entre ella y Onésimo, la convencen de que lo mejor es que le vea un médico. Como sigue angustiada, decide confesarse, pero D. Filiberto no consigue entender sus tribulaciones, tan solo le insta a llamar a un médico si cree que la enferma está peor y Antoñita se marcha en plena confesión.

Capítulo 2235 (Viernes, 27 de Diciembre): Tomas descubre a Francisca

Urrutia habla claro con D. Ignacio, parece, dadas las circunstancias, que la verdad es  el camino menos malo, aunque el empresario teme la reacción de la familia. D. Ignacio medita en soledad la decisión que debe tomar respecto a Pablo.

Rosa se presenta muy de mañana en La Habana a saludar a su prometido y Adolfo se lo agradece, sus ánimos están siendo fundamentales y cree que conseguirá encajar  en la fábrica. Rosa se siente feliz y le apremia a tener un rato de intimidad y aunque el muchacho intenta zafarse, finalmente se la lleva a su dormitorio.

Ignacio pone fin a sus reflexiones, ha tomado una decisión. Marta comenta a Manuela el altruismo del alcalde y su decisión de no dejar a ningún niño sin juguetes de Reyes. D. Ignacio reúne a Pablo y Carolina y les dice la verdad, no pueden estar juntos porque en realidad son medio hermanos.

Matías da instrucciones a Damián y Alicia, está seguro que serán interrogados, pero deben de tener los tres la misma versión y negar su compromiso político. Huir le parece arriesgado, te convierte en fugitivo para siempre, por lo que ruega a Alicia que no dé ese paso. Creen que Matías, tras su paso por la cárcel y su puesto de concejal, logrará despistarlos mejor. Alicia está nerviosa y su madre trata de indagar en su inquietud.

Matías tiene su primera reunión como concejal y se sorprende al ver a Maqueda, pero en seguida se centran en lo importante. Tanto él, como Iñigo y Marta, aceptan de buen grado la primera propuesta de Mauricio, conseguir que ningún niño se quede sin regalo de Reyes. Damián traslada a Alicia su desconfianza sobre Matías, cree que mantiene una actitud muy despreocupada, pero ella le hace ver que está acostumbrado a ocultarse y que su actitud es una estrategia.

Tomas sugiere a Maqueda que espere la llegada de su madre, antes de decidirse por aceptar la concejalía, pero al capataz se le revuelve algo por dentro y decide que no tiene por qué consultarlo, es su vida privada y ha decido aceptar. Maqueda acepta  y el alcalde le presenta formalmente a Marta,  se conocen, pero nunca han coincidido demasiado, lo que sí parece es que ambos están dispuestos a trabajar por y para el pueblo.

D. Filiberto se presenta en La Habana y exige explicaciones a Antoñita. La sirvienta niega que fuera ella la del confesionario, pero finalmente lo reconoce y astutamente, inventa una mentira para que el sacerdote deje de presionarle. Antoñita encuentra a Francisca inconsciente y la sirvienta avisa a Tomas, al que le pide acompañarla, incapaz de explicarle lo que ocurre.

 

 

 

 

Haz clic aquí para ver más fotos