El secreto de Puente Viejo

Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Comienza la conspiración de Francisca y la marquesa


La semana del 7 al 11 de octubre en ‘El secreto de Puente Viejo‘…

Capítulo 2179 (Lunes, 7 de Octubre): Pablo y Carolina se prometen amor en su despedida

Ignacio pretende persuadir a la marquesa para que negocie con los mineros un acuerdo razonable, pero ella, le pide que se marche. Encarnación comenta a su marido que Alicia ha decidido retomar sus estudios. Pablo y Carolina se prometen amor en su despedida.

Manuela censura a Marta su coqueteo con Ramón, pero ésta le asegura que es un juego, cosa que enfada a la ama de llaves, a la que le parece inapropiado. Urrutia informa a D. Ignacio que hay reservas para menos de una semana y Ramón les añade, que el coste de encender los hornos, si hay que apagarlos, es elevadísimo. Pablo está listo para marcharse, pero solo Manuela espera su partida.

Matías negocia con Maqueda, pero el capataz le avisa qué si no vuelven al trabajo, no habrá opción de negociar. Francisca aconseja a la marquesa mano dura en el conflicto con los mineros. Tomas y Adolfo proponen a  Matías mejorar la seguridad, pero de modo paulatino, turnos de 10 horas como máximo y una subida de un 5%, lejos del 20% que reclaman, pero exigen desconvocar la huelga.

Matías es citado de urgencia en ‘La Habana’ y la marquesa, inesperadamente, rompe las negociaciones y le entrega a Matías una lista con 20 despidos. Marcela sugiere a Tomas evitar la reunión con Matías sobre el conflicto minero y que se ocupe Adolfo.

Matías comenta a Alicia en qué punto están de las negociaciones tras la reunión con los hermanos de ‘El Viso’ y ella aprovecha para contarle que ha seguido su consejo y retoma sus estudios, algo que Matías alaba. La sintonía entre ellos crece.

Capítulo 2180 (Martes, 8 de Octubre): Tomas y Marcela discuten sobre el conflicto minero y aparece Matías, la tensión se intensifica

La marquesa mantiene su pulso y remata su oferta a Matías, si no desconvocan la huelga, la semana próxima despedirá a 20 mineros más. Adolfo y Tomás creen que comete un grave error, pero la marquesa está convencida que su plan funcionará y que los obreros claudicarán.

Cosme, uno de los mineros veteranos, decide negociar la reincorporación de todos, pero lo hace a espaldas a Matías, acordándolo con el capataz. Maqueda informa a la marquesa del éxito de sus planteamientos y ella le promete, con cierta picardía, recompensárselo.

Pablo se marcha y la sorpresa es mayúscula cuando la familia, en pleno, sale a despedirle. Manuela insiste a Marta que no dé alas a su primo Ramón. Rosa pide a Marta que acuda a la cita con Adolfo para entregarle una nota de su parte.  Marta, acepta, aunque Manuela opina que no debería ir. Adolfo, al ver a Marta, le propone un paseo que ésta no puede eludir.

Rosa consuela a Carolina que está a punto de contarle lo que siente, pero interrumpe Marta y Rosa exige detalles. Marta debe ocultar lo mucho que ha disfrutado y se siente culpable. Ramón comunica a D. Ignacio  que la auditoria ha terminado.

Matías traslada a los mineros las condiciones que exige la marquesa y les anima a seguir con la protesta. Tomas y Marcela discuten sobre el conflicto y aparece Matías. La tensión es intensa y Marcela media, logrando que Tomas se marche, eso sí, muy enfadado.

Marcela recuerda a Matías los tiempos en que para él, lo primero era su familia, pero  llega el Capitán Huertas a celebrar que los mineros han regresado al tajo y Matías comprende que le han traicionado.

Urrutia y su mujer reciben a su hija con halagos y un regalo. Están muy ilusionados con sus estudios, Alicia disimula, se siente mal por defraudarles.

Capítulo 2181 (Miércoles, 9 de Octubre): Onésimo cuenta en el colmado las peripecias de su viaje por Alemania

Ignacio espera que Ramón le detalle el resultado de la auditoria, pero frente al silencio del contable, decide desahogarse y asegurarle que ya no le importa lo que decida su familia, considera que ya ha sufrido bastante castigo con su traslado a Puente Viejo.

D. Ignacio y Urrutia consideran que el cese de la huelga pospone el problema y deciden estratégicamente comprar más reservas para prevenir la próxima revuelta. Marta reprende a Rosa por aceptar la cita teatral con Adolfo, cree que su padre debería dar su aprobación. Ramón se presenta para despedirse, quiere hablar a solas con Marta.

Onésimo cuenta en el colmado su periplo en Alemania y la añoranza de la familia que allí sentía. El Capitán Huertas, D. Filiberto y Mauricio comentan el desenlace de la huelga. El capitán considera que es un cierre de huelga en falso, los problemas siguen; el sacerdote cree que se quejan demasiado y deben volver al tajo, Mauricio, con cierta prudencia, decide no pronunciarse.

Adolfo comenta a Tomas el paseo que tuvo con Marta Solozábal y su hermano le reprende, cree que juega con fuego coqueteando con ambas hermanas. Maqueda coincide con Tomas en que, el fin de la huelga, pospone el problema, no lo elimina. Los hermanos planifican la mejor forma de reforzar la seguridad de la mina, saben que su madre será difícil de persuadir.

Alicia expresa su indignación a Matías por la traición de los mineros y acusa a Cosme de estar detrás. Cree que hay que escarmentarlos, pero Matías le explica que mediante amenazas, no se consigue nada. Matías se encuentra con Cosme y el minero  se avergüenza de negociar a sus espaldas el cese de la huelga, pero le asegura que el miedo a perder el trabajo es peor.

La marquesa comenta con Francisca el satisfactorio desenlace de la huelga, gracias a sus consejos, su invitada aprovecha para recordarle que deben abordar los detalles de su acuerdo.

Capítulo 2182 (Jueves, 10 de Octubre): Adolfo y Rosa descubiertos por D. Ignacio

Francisca urge a la marquesa para que compre tierras, quiere recuperarlas. Doña Isabel se disculpa, su retraso se debe a la huelga, pero la de Montenegro la presiona.

Tomas y Adolfo preguntan a Antoñita por el paradero de su madre y ambos se percatan que les miente. La marquesa se desahoga con Antoñita, cree que Francisca resulta demasiado exigente, pero confía en que sepa agradecerle su dedicación.

Adolfo pide a Tomas que le cubra, se va al teatro con Rosa y su madre no debe saberlo. Tomas visita a Marcela y fantasea con poder llevarla al teatro o a bailar, pero ella, le baja a tierra y le recuerda que se debe a su marido. Ramón pide permiso a Marta para escribirle y ella acepta, pero le previene de no hacerse  falsas esperanzas.

D. Ignacio decide invitar a sus hijas al teatro, pero allí, sorprende a Rosa con Adolfo y regresa muy revuelto. Interroga a Marta, pero descubre que miente para proteger a su hermana y cuando Rosa regresa constata que también ella le oculta la verdad.

Matías digiere su decepción con los mineros. Marcela, trata de animarlo, cuando irrumpe D. Filiberto, acusándole de provocador y mal cristiano. Matías, cansado de reproches, cuestiona la existencia de Dios y el cura se queda atónito. Marcela acorrala a Matías, quiere saber que oculta,  ha encontrado una pistola en su maleta.

Encarnación y su marido desconfían de Alicia y deciden comprobar que no les miente. Encarnación visita la academia y allí le aseguran que Alicia ha retomado las clases con mucho empeño.

Capítulo 2183 (Viernes, 11 de Octubre): Francisca añora a Raimundo y se pregunta con extrañeza por qué no le ha buscado ni regresado a Puente Viejo

Ignacio, transmite a Rosa su decepción, le ha mentido y ella, abochornada, sale corriendo hacia su cuarto. Marta y Manuela tratan de calmarlo, pero  no lo consiguen. Manuela se siente culpable por haber ocultado a D. Ignacio las andanzas de Rosa y Encarnación cree que, oponerse a la relación, será peor.

Carolina, cree que su hermana, no cederá tan fácil. Urrutia intenta, convencer a D. Ignacio que es peor castigarla, pero Solozábal sigue en sus trece. Marta y Carolina consuelan a Rosa, creen que a su padre se le pasará el mal rato, pero cuando D. Ignacio se reúne con su hija, le exige dejar la relación.

Marcela presiona a Matías para que se deshaga de la pistola, pero él insiste en que debe defenderse de sus enemigos y se marcha. Maqueda le informa que el diseño de las mejoras en la mina avanza, pero Matías no confía y cree que habrá accidentes irreparables.

Adolfo cuenta a su hermano la deliciosa tarde teatral  que ha pasado junto a Rosa, pero callan cuando llega su madre a la que interrogan por sus ausencias y le hacen saber que Antoñita les mintió sobre su paradero. Ella se enfada y los hermanos intuyen que algo les oculta. Maqueda intenta que la marquesa acepte la lista de mejoras, pero ella decide posponerlas.

Adolfo comparte con Tomas el plantón de Rosa, pero  la confunde con Marta y Tomas le recuerda el delicado juego que se trae con las hermanas. Francisca añora a Raimundo, comenta sus buenos recuerdos y se pregunta, con extrañeza, porque no le ha buscado ni regresado a Puente Viejo. La marquesa calla.

 

Haz clic aquí para ver más fotos