El secreto de Puente Viejo

Así es la Quinta Miel Amarga de ‘El Secreto de Puente Viejo’


Nuevos personajes han llegado al pueblo de Puente Viejo y con ellos nuevos lugares. Uno de ellos está cobrando gran protagonismo, la Quinta Vieja o, como la han rebautizado sus nuevos dueños, Miel Amarga. Este lugar será el centro de grandes conspiraciones que tendrán su efecto en futuras tramas.

El director de arte de la serie, Coque Gordo, nos enseña los entresijos de la casa. Severo es un hombre rico, un gran empresario que viene de Madrid, por lo que el mobiliario y la distribución son más cosmopolitas que el resto de decorados. Supone la introducción en la serie de elementos más modernos y pertenecientes a los años 20.

Severo Santacruz, junto con su amigo y ayudante Carmelo, es el nuevo dueño de tan magnífica mansión y sus terrenos. Tan magnífica propiedad llevaba años abandonada hasta que Severo decidió hacerse con ella. De esta forma, podría instalarse como un terrateniente más sin levantar sospechas sobre sus verdaderos planes: acabar con doña Francisca.

La Montenegro fue la encargada de hacer que su familia cayese en desgracia. La fábrica donde trabajaba el padre de Severo se incendió. Doña Francisca, dueña de la fábrica, le echó la culpa del incendio. Esto provocó que el hombre no pudiese encontrar trabajo en ningún sitio, por lo que su familia fue hundiéndose en la miseria poco a poco. Severo y su hermana Sol quedaron huérfanos y les separaron. Ahora Severo busca venganza, quiere hacerle pagar a doña Francisca todo el mal que le hizo a su familia.