El secreto de Puente Viejo

Anacleto se presenta en casa de Irene dispuesto a reencontrarse con ella


Adela está cuidando del hijo de su amiga Irene cuando llaman a la puerta. No reconoce al hombre que le visita hasta que pronuncia su nombre. Se trata de Anacleto , el hombre de la entrevista a la que acudió Irene y de la que salió muy cabreada. El “heredero engreído”, tal y como le describió Irene, se toma demasiadas confianzas y decide esperar a la señora sentado en el sofá sin que Adela pueda impedirlo. ¿Cúal será la reacción de Irene al volver a casa?