El secreto de Puente Viejo

Amalia y Nicolás desean regresar a sus verdaderos hogares


No hay nada como el hogar. Por unas cosas o por otras, tanto Amalia como Nicolás se encuentran lejos del que ellos consideran su casa. Nicolás debido a un engaño que le ha separado de Mariana; Amalia por su matrimonio con Bosco. Ninguno de los dos es feliz donde actualmente se encuentran y desean volver a su verdadero hogar.

Cada uno guarda su propia historia detrás de sus destinos. Ambos son de buenas familias y pertenecientes a la alta sociedad. Sin embargo, Nicolás regresa a Puente Viejo mientras que Amalia hará todo lo que esté en su mano por tratar de volver a Madrid, de donde ella es.

Nicolás, un regreso feliz junto a su amada Mariana

Nicolás regresa a Puente Viejo esta semana. Genaro no ha podido aguantar la culpabilidad y no le ha quedado más remedio que confesar a su amigo que lo que vio entre Mariana y él era una mentira. Se aprovechó de las dudas que ella tenía para hacerle creer que Nicolás no era feliz. Así ella le empujó a que se fuera de su lado y volviese a Murcia junto a su madre.

El engaño urdido por doña Fuensanta surtió efecto y alejó a Nicolás de su hogar y de su esposa, Mariana. La señora consideraba que ese no era el lugar idóneo para su hijo y trazó un plan para hacer que regresara a su lado. Envió al mejor amigo de Nicolás, Genaro, a Puente Viejo para que consiguiera que se separasen. A cambio de una cuantiosa cantidad de dinero, aceptó.

Primeramente Genaro trató de seducir a Mariana pero no pudo. El amor de Mariana por Nicolás era más fuerte que eso. Por lo tanto, Genaro le hizo ver que Nicolás no era feliz allí, que tenía otras aspiraciones aunque no lo admitiese, que echaba de menos su vida de gran señor en Murcia y que aquello le sabía a poco. Mariana así fingió que estaba entregándose a Genaro en el momento en que Nicolás volvía de trabajar para que creyese que le estaba engañando con él. De esta forma le pidió que se fuera y no volviese.

Ningún miembro de la familia Castañeda comprendía por qué lo había hecho, y menos aun sabiendo que Mariana está embarazada. Ahora que Nicolás regresa podrán volver a ser una familia feliz.

Amalia quiere volver desesperadamente a Madrid

Amalia está cansada y harta de vivir en Puente Viejo. Le ha pedido por activa y por pasiva a Bosco que se marchen a Madrid, a la casa que ella tiene, aduciendo que así podrán alejarse de doña Francisca y ser felices junto a su hijo, Beltrán. Lo cierto es que la joven está cansada del trato que recibe en el pueblo. Acostumbrada a vivir como una gran señora, no soporta seguir rodeada de pueblerinos.

De hecho, en los últimos capítulos ha tratado de llamar la atención todo lo posible, pues siente que no tiene suficiente protagonismo en la vida de su esposo, que prefiere pasar el día con Aurora, en los campos o con Beltrán. Amalia decidió cortarse las venas para intentar poner fin a su vida. Sin embargo, como confirmó Aurora poco después, realmente las heridas no eran profundas y simplemente fue una manera de tratar de llamar la atención.

Uno de los grandes motivos que tiene Amalia es que teme que la Montenegro arremeta contra ella por su papel en la marcha de Bosco de la Casona. Ella tuvo un papel primordial, pues fue quien llevó a Beltrán a que lo viese Aurora y así se descubrió que son familia. Doña Francisca ha amenazado con destruirla, haciendo partícipe a Bosco de las cosas hechas por su esposa. Entre ellas recordemos que fue cómplice del secuestro de Inés, planeó el asesinato de su padre y le robó el hijo que esperaba Inés, haciéndolo pasar como suyo.

Bosco no sabe qué hacer, se plantea hacer lo que su esposa le pide pero por otro lado no quiere, acaba de encontrar a su verdadera familia. Parece que en principio accede a los deseos de Amalia, pero ciertos asuntos harán que su marcha se retrase. Además, eso supondría que se alejarían también de Inés, algo que Bosco no está tan dispuesto a permitir, pues quiere a la joven y no sabe qué hacer. Habrá que esperar para ver si se cumple el deseo de Amalia de volver o si deben permanecer en el Jaral durante mucho más tiempo.