El secreto de Puente Viejo

 Alfonso sigue arremetiendo con rabia hacia su familia


Este miércoles en El secreto de Puente Viejo… Raimundo reconoce su maniobra disuasoria y ahora necesita la ayuda de Francisca: tiene un plan. Raimundo necesita la ayuda de Carmelo y Melitón para seguir adelante con su plan.

Matías sospecha de Melitón: Algo tiene que estar pasando

Francisca y Mauricio se plantean la posible implicación del General Pérez de Ayala en la desaparición de Nazaria: si consiguieran alguna prueba tendrían más en contra del General para arrancar el plan de Raimundo contra él.

Fe regresa a su bodega. La situación es dura y complicada, pero ella no se rinde.

Julieta se va con los que han venido a detenerla por el asesinato de su padre sin oponer resistencia, así, cuando Saúl regresa con la comida no hay ni rastro de Julieta. Creyendo que ha sido una maniobra de Prudencio, vuelve sobre sus pasos a Puente Viejo. Se presenta en La Casona buscando a Julieta, pero ahí no saben dónde está. Prudencio disfruta la situación.

Cuando Saúl regresa donde Consuelo, ésta le pone al día: quizás esté en la cárcel. Julieta comprueba que las pruebas que tienen contra ella son contundentes: han hallado su cadáver enterrado.

Alfonso sigue arremetiendo con rabia hacia su familia, esta vez le toca a su hijo, a quien hiere profundamente con sus acusaciones. Cuando hacen las paces, ponen sobre la mesa el extraño comportamiento de Emilia, quien desaparece de improvisto a menudo. Marcela advierte que no está bien, lo nota en sus ojos.

Alfonso encuentra el zurrón con los cuchillos. Cuando éste está a punto de pedir cuentas a su mujer, llega el General Pérez de Ayala.