El secreto de Puente Viejo

Alfonso, roto de dolor delante de sus familiares: “Estoy ciego, maldita sea”


Cuando el pueblo esperaba recibir al matrimonio Castañeda en un entorno festivo, quedan conmocionados por la situación lastimosa en la que vuelven: no hay nada que celebrar a pesar de las buenas intenciones de sus amigos y familiares. Alfonso, roto de dolor, comparte sus sentimientos: “Estoy ciego, maldita sea”.