El secreto de Puente Viejo

Adela vuelve: “Sentía que no podía vivir sin ti, Carmelo”


Carmelo descansaba en casa de Adela cuando la joven regresa. Adela, que se iba a marchar para vivir junto a su hijo Ulpiano, vuelve porque ha entendido que no puede vivir sin Carmelo. Ella, confiada, le promete que no se va a volver a marchar y que juntos podrán disfrutar del amor que ambos se procesa. ¡Qué viva el amor!

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!