El secreto de Puente Viejo

Adela pierde el conocimiento tras la discusión con Severo


Severo está muy preocupado desde que se encontró a Anacleto agarrando de la mano a Irene. Piensa que entre ellos puede existir algo más que una relación laboral. Cuenta sus sospechas a Carmelo y éste le deja claro que sus sospechas no son ciertas, tiene que haber una explicación lógica para esa situación. Adela se exalta cuando se entera, no puede creer lo que Severo piensa de su mujer y le cuenta toda la verdad: Irene había aceptado las condiciones del periódico desde el principio y no le dijo nada por no preocuparle. En ese momento, Adela se desmaya y Carmelo y Severo actúan rápidamente.